Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra
Sondeos electorales

El PP ganaría por mayoría absoluta en Andalucía tras 30 años de autonomía

Javier Arenas supera por primera vez en valoración a José Antonio Griñán

Vuelco histórico en Andalucía. El Partido Popular, tras 30 años de hegemonía socialista, ganaría las elecciones autonómicas por 12,3 puntos de ventaja de celebrarse ahora. Así lo pronostica una encuesta de Metroscopia para EL PAÍS, que considera que, con un 47,5% de los votos, los populares lograrían la mayoría absoluta: 57 escaños (dos más de los necesarios) frente a los 45 del PSOE (35,2%) y los siete de IU (8,4%). En intención directa de voto (es decir, la respuesta espontánea que dan los entrevistados), la diferencia entre el PP y PSOE es de 10,5 puntos. La tendencia al alza del partido conservador ya quedó reflejada en el sondeo del año anterior, cuando disponía de una ventaja de 2,3 puntos.

De hacerse realidad estas proyecciones, el PP sacaría 10 diputados más que ahora, el PSOE perdería 11 e Izquierda Unida ganaría uno. Los andalucistas seguirían sin representación parlamentaria.

Más allá de los datos cuantitativos de la muestra, que consta de 804 entrevistas telefónicas, hay otras señales que vaticinan el viraje político en Andalucía, gobernada por el PSOE desde 1982. Así, el 72% cree necesario un cambio de partido en el Gobierno andaluz, y una mayoría de ciudadanos prefiere una victoria del PP antes que una socialista (49% frente a 36%).

El avance popular se debe a varias cuestiones, según el análisis de Metroscopia. En primer lugar, al estado manifiestamente apático del electorado socialista. Solo el 54% -tres puntos menos que hace un año- de quienes votaron al PSOE en 2008 muestran intención de volver a hacerlo ahora. Para Metroscopia, lo que es peor para el PSOE es que ya son prácticamente los mismos quienes muestran su intención de votar a otros partidos -al PP, 11%; a IU, 4%; y a otras opciones, 3%- que los indecisos (un 16%).

Frente a esta desmovilización del electorado socialista, el PP cuenta con una elevada fidelidad de sus afines: un 86% volvería a apoyarle como hace cuatro años. En la caída del voto también hay una componente nacional debido, según Metroscopia, al desgaste de la marca PSOE por la crisis económica. Un 60% de los andaluces -entre ellos, la mitad de los votantes socialistas- considera que la gestión del Gobierno de José Luis Rodríguez Zapatero perjudica a su partido con vistas a las elecciones autonómicas. Además, un 37% del conjunto del electorado dice que tendrá más en cuenta a la hora de votar el funcionamiento del Gobierno central, frente a un 36% que tomará su decisión basado en la gestión del Ejecutivo andaluz.

Otro dato a favor del PP es que su presidente andaluz, Javier Arenas, supera por primera vez en valoración a José Antonio Griñán (que sustituyó a Manuel Chaves al frente de la Junta hace dos años), aunque ambos suspenden, con un 4,7 y 4,6, respectivamente. El líder de Izquierda Unida, Diego Valderas, saca una nota de 4,1.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Lunes, 28 de febrero de 2011