Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra
Necrológica:

Ernst Beyeler, fundador de la feria Art Basel

Poseía una de las principales colecciones de arte moderno

Ernst Beyeler nació en 1921 en Basilea. Tras estudiar Economía e Historia del Arte abrió su primera galería en 1945 antes de organizar una primera exposición en 1947. A diferencia de otros coleccionistas, Beyeler nació en un medio modesto antes de llegar a ser el poseedor de una de las principales colecciones de arte postimpresionista, moderno y contemporáneo del mundo, además de ser el organizador de 300 exposiciones. Beyeler falleció ayer a los 88 años.

Samuel Keller, director de la Fundación Beyeler y ex director de Art Basel, habló con este diario desde Canadá. Cercano colaborador del coleccionista desaparecido, Keller comentó: "Ernst fue un amigo y un hombre extraordinario, protagonista clave del mundo del arte contemporáneo".

Amigo de Giacometti o Miró, el mecenas suizo ayudó a vender más de 16.000 obras

En 1948, Beyeler se casó con Hildy, con la que no tuvo hijos. El coleccionista fue amigo de Giacometti o Miró y responsable de la venta de más de 16.000 obras, entre las que se cuentan varios trabajos de Picasso, "que pueden considerarse la columna vertebral de su colección", según Samuel Keller. Beyeler tuvo el raro privilegio de poder elegir personalmente en el atelier del malagueño 26 telas en 1966.

La mayor contribución de este visionario suizo consistió en imaginar la que es hoy definida como "la madre de todas las ferias de arte" y referencia ineludible del mercado: Art Basel. La más prestigiosa feria del mundo es hoy casi una obligación para coleccionistas y amantes del arte contemporáneo. Pero cuando los galeristas Ernst Beyeler, Trudl Bruckner y Balz Hilt fundaron la manifestación en 1970, cualquiera podía venir a exponer sus obras, si así lo deseaba. "La feria de Basilea nació como reacción directa a la de Colonia, en Alemania. En aquel entonces, Basilea quería ser una feria abierta, en la que todo el mundo pudiera participar", comentó a los medios suizos Annette Schönholzer, actual codirectora, junto a Marc Spiegler, de Art Basel.

La feria de Basilea apareció como una especie de contra-modelo al muy cerrado "cartel del arte de Colonia". El éxito de la iniciativa suiza fue tan grande, que los organizadores de Colonia llegaron al extremo de pedir el boicot de Art Basel. Ya en 1973, Basilea superó a Colonia convirtiéndose en la primera feria del mundo, puesto que ocupa aún hoy.

Sam Keller destaca que Beyeler fue de los primeros en sacar el arte de los museos y acercarlo a la gente que no tiene la costumbre de asistir a exposiciones. "Fue alguien lo suficientemente generoso como para no guardar estas obras para sí", valoró. Junto al arquitecto Renzo Piano, creó posteriormente el espacio donde hoy se encuentra la sede de su fundación, en Riehen, a pocos minutos de Basilea. El museo se inauguró en 1997.

La relación de Beyeler con nuestro país fue larga y fructífera. Aparte de su amistad con creadores españoles, fue en el Museo Reina Sofía donde su colección se presentó por primera vez en público. "Posteriormente, la colección, compuesta de más de 100 obras incluyendo piezas de Matisse, Monet, Picasso, Mondrian, Klee, Giacometti y Bacon siguió viaje hacia otras capitales, pero se vio unificada por vez primera en Madrid", explicó Keller.

Beyeler llegó a tiempo de ver su último logro: una antológica de la obra de Henri Aduanero Rousseau que se celebra estos días en su fundación. "Para nosotros es un consuelo y una alegría saber que pudo ver ese sueño hecho realidad antes de partir", comentó Sam Keller.

Recibió en 1985 el título de Caballero de las Artes y las Letras de Francia, entre otros innumerables honores. "El camino emprendido por Ernst Beyeler no culmina con su muerte", explicó el director de su fundación, "pues todo ha sido organizado para continuar con su obra excepcional". Una desaparición recogida por todos los medios de comunicación de su país natal, donde era conocido y apreciado. "Con la muerte de Ernst Beyeler desaparece una de las últimas leyendas del mundo del arte del siglo XX", concluye Keller.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Sábado, 27 de febrero de 2010