ArchivoEdición impresa

Acceso a suscriptores »

Accede a EL PAÍS y todos sus suplementos en formato PDF enriquecido

domingo, 16 de agosto de 2009

Un alcalde reo de sus relaciones personales

Las vinculaciones con la trama Gürtel frenan en seco la carrera política de Bernabé Cano, reducida a La Nucia

2009 no será un buen año para Bernabé Cano, alcalde del PP en La Nucia (Marina Baixa). A principio de año se quemaron más de 1.000 hectáreas de bosque en un incendio que nació en la zona del PAI Pie de Monte y poco después su nombre apareció vinculado a un supuesto pelotazo de los principales implicados en la trama Gürtel en esa misma actuación urbanística. "Ya os dije que no era de fiar", cuentan fuentes próximas a la dirección regional del PP que dijo Francisco Camps de Bernabé Cano cuando EL PAÍS publicó cómo el alcalde, que ahora tiene 42 años, reveló una supuesta confidencia que el presidente le habría hecho a su esposa, según la cual Camps aseguraba que no tenía previsto presentarse a la reelección en 2011. El supuesto comentario se habría efectuado antes de que estallara el caso Gürtel. Todo era falso, pero con su intervención ante los concejales y militantes de su pueblo, el alcalde consiguió darse importancia.

En 2007 logró el porcentaje de voto más alto de España con el 72,5%

Dos años después, Cano se ha convertido en un marginado político

Se hacen chanzas por sus supuestas visitas a lugares de ocio sexual

Las grabaciones hechas a Correa descubrieron sus contactos con éste

El alcalde sigue en su empeño de ver aprobados tres PAI en La Nucia

Bernabé Cano tuvo el honor de ser el alcalde más votado de España en poblaciones mayores de 10.000 habitantes. Consiguió el 72,53% de los votos y 14 de los 17 concejales. Dos años después, Cano ha perdido su carisma y todos sus apoyos en el PP, excepción hecha de los que cuenta en su pueblo. Iba para figura de la política. Francisco Camps pensó en él para que le plantara cara a José Joaquín Ripoll en la pelea por la presidencia provincial, aunque al final se decantó por el alcalde de Benidorm, Manuel Pérez Fenoll. También figuró en las quinielas para ocupar el cargo de delegado del Consell en Alicante, un puesto que acabó siendo ocupado por José Ciscar, alcalde de Teulada.

Toda su carrera política, más allá del término municipal de La Nucia, desapareció como por ensalmo cuando empezaron a conocerse sus relaciones con los personajes vinculados a la trama corrupta de Francisco Correa y algunas de sus aficiones personales. En apenas dos años, el médico imbatible y de futuro prometedor apenas puede aspirar a seguir al frente de los destinos de su municipio.

Su padre, Camilo Cano Cano, que era maestro, fue, en 1979, el primer alcalde de este periodo democrático, por UCD. En 1991, con apenas 24 años figura en la candidatura del PP, pero en un lugar de improbable elección. Pero el fallecimiento de su padre y la renuncia de quienes le precedían en la lista provocó que entrara de concejal a finales de ese año, acabando de portavoz de su partido en la oposición. En 1995 y 1999, ya con mayoría del PP, formó parte del equipo de gobierno, hasta que el ex consejero de Eduardo Zaplana Diego Such, entonces en la alcaldía, lo designó sucesor mediado el mandato. Cano era el responsable del área de Urbanismo. En abril de 2001 es elegido alcalde y a finales de 2004, vocal de la dirección regional del PP. Tras las elecciones de 2007, Ripoll le nombra diputado provincial de Deportes, pese a su declarado apoyo a Camps.

Bernabé Cano no repara en usar dinero público si con ello logra su promoción política y personal. En 2007 se gastó más de 620.000 euros del presupuesto municipal en propaganda y publicidad, y más de la mitad del dinero lo invirtió antes de las elecciones de mayo. Utiliza el palo y la zanahoria para mantenerse en el poder. El palo, para los discrepantes y la zanahoria, para conquistar voluntades. Una red clientelar tejida desde el consistorio completa su control político. Desprecia al adversario político e incluso ha llegado a acusar a su predecesor, Diego Such, de ser el causante de todos sus males. "Es un cáncer", dijo de él. Se siente perseguido por los medios de comunicación que no publican su agenda, y no tolera la crítica. Síntomas de un talante autoritario, según un empresario local.

Las grabaciones hechas a Francisco Correa pusieron al descubierto algunas de sus peligrosas relaciones. Todo cambió en su vida cuando Cano empieza a tratar con constructores. Dos de ellos urbanizaron unos terrenos de su familia mientras él, como alcalde, comenzaba a ganar peso en el PP y se interesaba por que le Consell aprobara en La Nucia tres PAI fuera del planeamiento urbanístico: la Serreta, el Algar (que se tramitó en 11 meses) y el Pie de Monte, el del supuesto pelotazo de la trama corrupta que iba a permitir el reparto de 12.000 millones. El cambio de nivel llevó aparejada una nueva imagen con el pelo erizado y los trajes a medida. El de su boda, llegó de Madrid. A La Nucia también llegaron algunos bolsos de una marca de lujo cuyo precio no baja de los centenares de euros.

Pero las compañías peligrosas traen malas consecuencias. La estrella política de Cano se apagó con estallido del caso Gürtel. No aparece en ningún acto público que se celebre fuera de La Nucia. Nadie lo quiere a su lado en las fotos. En la Diputación de Alicante se suceden las chanzas sobre las supuestas visitas a locales de ocio sexual desveladas por Correa. Acude a los plenos de la corporación provincial y poco más. Su agenda pública se ha reducido al mínimo.

Le costó, pero tuvo que reconocer su amistad íntima con Álvaro Pérez, El Bigotes, aunque de esta relación sólo se conocen dos contrataciones del Ayuntamiento con empresas de la trama, una con Special Events en 2001 para los premios Luis del Olmo, y un par de facturas con Pasadena Viajes. Sin embargo, el concesionario de la explotación de la piscina municipal, Altius Levante, contrató en 2006 a Orange Market un plan de marketing por casi 42.000 euros. Eso, que se sepa hasta ahora, porque la relación con El Bigotes no se ceñía a las estancias de Álvaro Pérez en un chalé de L'Alfàs del Pi que figura a nombre de una abogada local. Era habitual que ambos se vieran cuando Cano visitaba Valencia, o en Fitur. Su amistad con Pérez hizo que Cano a no asistiera a la Gala del Deporte Provincial en 2008 porque Ripoll no consintió que Orange Market se hiciera cargo de la organización del evento.

Ahora, la principal preocupación de Cano es conseguir por sus propios medios la suficiencia hídrica necesaria que permita el desarrollo de los PAI de la Serreta, el Algar y Pie de Monte, que el TSJ considera inviables por carecer de recursos hídricos para abastecer a la población, el campo de golf y las nuevas zonas terciarias que aparecerían.

Cano, sin embargo, ha intentado públicamente desvincularse de la tramitación de estos sectores desde que fueron aprobados provisionalmente por el consistorio, pero los hechos indican que quiere convertirlos en realidad. Ha desvirtuado el papel de las comunidades de regantes con derechos para intentar ceder sus atribuciones a la comunidad general que controla políticamente hasta el punto de haber trasladado su sede al edificio de urbanismo municipal. Urbanizadores de los sectores han inyectado dinero los dos últimos ejercicios para comprar derechos de agua que luego será reconvertida para consumo a cambio de instalar el riego localizado sin coste para los regantes, promesa que ya no puede cumplir. Y en el último pleno aprobó la expropiación de unos terrenos que tienen un pozo del que una parte es propiedad municipal. Sin embargo, la sentencia del TSJ que anuló el PAI del Algar el pasado 13 de mayo deja al descubierto las incongruencias del Consorcio de Aguas comarcal y de la empresa Aqualia para justificar la existencia de agua que permita construir 10.151 viviendas entre los tres sectores que doblarían la población y el consumo de recursos hídricos en La Nucia.

Con todo, siempre tendrá la posibilidad de volver a su plaza de médico en el consultorio médico de La Nucia, que heredó de su tío. Allí sus pacientes lo echaron de menos como profesional y coordinador del centro cuando ya estaba dedicado plenamente a la política.

NOTICIAS RELACIONADAS

Selección de temas realizada automáticamente con

SCIAMMARELLA

Atención al cliente

Teléfono: 902 20 21 41

Nuestro horario de atención al cliente es de 9 a 14 los días laborables

Formulario de contacto »

Lo más visto en...

» Top 50

Webs de PRISA

cerrar ventana