Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra

Muere de calor un niño olvidado en un coche

Un niño de tres años murió ayer en Leioa (Vizcaya), por un golpe de calor según todos los indicios, al ser "olvidado" por su madre en el interior de un vehículo, según el departamento de Interior vasco.

La mujer salió de su casa por la mañana con la intención de dejar a su hijo en la guardería, pero se dirigió directamente a su trabajo y estacionó su coche en la carretera C-6311, en el límite entre los municipios de Leioa y Las Arenas. No se dio cuenta de que su hijo de tres años estaba en su sillita, en el asiento trasero del vehículo. Cuando regresó de trabajar se encontró al pequeño ya muerto. Inmediatamente alertó a los servicios de emergencia, que sólo pudieron certificar la muerte del menor, siempre según el Departamento de Interior. La policía sospecha que el niño estuvo abandonado entre dos y cinco horas.

La madre fue detenida por la Ertzaintza acusada de un delito de homicidio imprudente. Hoy se le practicará la autopsia al bebé para determinar la causa exacta del fallecimiento.

* Este articulo apareció en la edición impresa del Viernes, 17 de julio de 2009