Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra

Maradona se ensaña con Messi

El Pelusa dice del barcelonista que, jugando con la selección argentina, "tiene tanta prepotencia que se olvida de sus compañeros"

Diego Armando Maradona no se mordió la lengua nunca. Si antes disparó contra el brasileño Pelé y George W. Bush, el presidente de Estados Unidos, ayer le tocó el turno a Lionel Messi. El Pelusa había señalado no hace tanto tiempo a La Pulga como su sucesor en el trono de los futbolistas y le mimó con palabras y gestos. Incluso llegaron a formar pareja jugando al futvóley en una emisión de La noche del 10, programa que presentaba y que rompió récords de audiencia en la televisión argentina. Ahora todo ha cambiado. La selección blanquiazul lleva una serie nefasta de resultados en la fase clasificatoria para la Copa del Mundo de Suráfrica 2010 y, tras el empate (1-1) contra Perú, Maradona puso a Messi en el objetivo.

"A veces, juega para sí mismo. Si lo hiciese con Agüero o Riquelme, los rivales dudarían"

"A veces, Messi juega para Messi. Tiene tanta prepotencia que se olvida de sus compañeros", se arrancó Maradona en la cadena Fox Sports. "Es el Deportivo Messi [un equipo en sí mismo]. Si jugara con Agüero o Riquelme, haría dudar más a los marcadores contrarios", añadió; "me preocupa que no podamos cerrar los partidos metiendo presión y volcar el curso de la historia. Los encuentros no se ganan por abundancia, sino sabiendo atacar. Y eso hay que trabajarlo". Maradona también está enfrentado al seleccionador, Alfio Basile, del que fue íntimo amigo.

"Ojalá sea mejor que yo", agregó Maradona sobre Messi, "pero ahora Mascherano es más Argentina que Riquelme y Lionel", sentenció. Por el contrario, cuidó de Tévez, expulsado el sábado pasado ante Paraguay. "Hay que serenarle y mimarle más. Lo único que está pidiendo es seguridad. Ni la capitanía ni nada extraordinario. Esa inseguridad le lleva a hacer más de lo que puede y a desbordarse", dijo sobre el jugador del Manchester United.

No es la primera vez que Maradona arrea a Messi, al que acusó de no hacerse valer cuando el Barcelona se peleaba con la Asocación del Fútbol Argentino (AFA) por la cesión de La Pulga al conjunto albiceleste para la disputa de los Juegos Olímpicos de Pekín, que ganó finalmente. "A Leo le falta carácter", apuntó.

La respuesta no se hizo esperar. "No sé qué pasa en estos momentos por la cabeza de Maradona", le replicó Piqué, compañero de Messi en el cuadro azulgrana; "pero, cuando regatea a cinco rivales y marca un gol, nadie le recrimina nada". Piqué, que creció con Messi en las divisiones inferiores del Barça, apostilló: "Puede que sea un poco individualista, pero es su estilo y así ha llegado a ser el mejor del mundo".

Messi llega hoy a Barcelona, como el defensa mexicano Márquez. Los dos participarán en la doble sesión ordenada por Pep Guardiola para el día de hoy, pero está por ver si jugarán mañana contra el Racing. Márquez suele acusar mucho los efectos del jet lag y a Messi hay que cuidarle el bíceps femoral de la pierna izquierda. Ayer, el cuerpo médico del club no se pronunció: "Veremos cómo llega". Los antecedentes -en la temporada pasada estuvo de baja casi diez semanas por dos roturas en el mismo músculo- y el estreno en la Liga de Campeones -el próximo martes, contra el Sporting de Lisboa- aconsejan prudencia.

* Este articulo apareció en la edición impresa del Viernes, 12 de septiembre de 2008