Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra

HP pacta con el fiscal el pago de 11 millones por espionaje

El fabricante de ordenadores HP y la fiscalía del Estado de California cerraron ayer un acuerdo para poner fin por la vía extrajudicial a la demanda civil por el caso de espionaje a consejeros y periodistas, que obligó a Patricia Dunn a dejar la presidencia del Consejo de Administración. HP contrató a un grupo de investigadores privados para destapar a la fuente que pasaba información sensible a la prensa.

HP se compromete ahora con la fiscalía a abonar 14,5 millones de dólares (11 millones de euros) para zanjar el asunto y a adoptar medidas internas para evitar que un episodio similar se repita en el futuro. La mayor parte de ese dinero, unos 13,5 millones, irá a parar a un fondo que se creará para asistir a la fiscalía californiana a investigar y sancionar violaciones de la privacidad de los consumidores o el pirateo de información. El resto servirá para cubrir los costes del caso y los daños que haya podido causar.

El escándalo de espionaje saltó en septiembre. Patricia Dunn, que está sometida a un tratamiento contra el cáncer, se declaró inocente de los cargos que presentó el fiscal Bill Lockyer contra ella, al considerarla como la responsable de la contratación de los espías, que supuestamente utilizaron tácticas de dudosa legalidad para obtener información de los investigados y poder desenmascarar a la "garganta profunda".

En la parte criminal del expediente, que sigue abierta, también está implicado el responsable ético de HP, Kevin Hunsaker.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Viernes, 8 de diciembre de 2006