Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra

Alonso recuerda que en su mandato se ha detenido a 400 terroristas

El PP pide acabar con las "falsas expectativas" sobre el fin de ETA

El ministro del Interior, José Antonio Alonso, trató de responder ayer a las insinuaciones del PP sobre posibles negociaciones con ETA con una cifra: en 20 meses, desde que el Gobierno socialista asumió el poder, las fuerzas y cuerpos de seguridad del Estado han detenido a más de 400 terroristas, la mitad vinculados a ETA y el resto relacionados supuestamente con la red de Al Qaeda.

Alonso intervino ayer en un acto público en Granada, en el marco de la campaña de explicación de los logros del Gobierno en estos 20 meses, y criticó al PP por utilizar el terrorismo para intentar desgastar al presidente del Ejecutivo, José Luis Rodríguez Zapatero, y dar el Gobierno una "bofetada partidista". "Eso no es de recibo porque la lucha antiterrorista es la lucha de todos los demócratas de este país", afirmó.

Respecto al terrorismo internacional, el titular del Interior destacó que las actuaciones se han hecho con "la solvencia de los valores de la democracia, distinguiendo muy claramente entre lo que es el islam y lo que es el terrorismo".

También subrayó el esfuerzo financiero "especial" realizado por el Gobierno para compensar algo que, según dijo, fue "maltratado" por el anterior Gobierno, del PP: "La seguridad pública". "Cuando llegué al ministerio me encontré con muchos menos policías y guardias civiles de los que tenía que haber y además mal pagados", explicó. Según el ministro, gracias al aumento del presupuesto, ofrecen al año 9.000 plazas y se ha logrado un acuerdo "histórico" para pagar mejor a los efectivos policiales y del instituto armado.

Por otra parte, el secretario ejecutivo de Libertades Públicas, Seguridad y Justicia del PP, Ignacio Astarloa, exigió al Gobierno que abandone las "falsas expectativas" que está generando sobre el terrorismo, "que los hechos no confirman", y vuelva al Pacto Antiterrorista, que es el camino, dijo, para acabar con la banda terrorista de forma que el PP y el PSOE trasladen a ETA "que no existe la más mínima esperanza de que obtenga, ni con pactos ni con bombas, ni una sola de las cosas que nos ha querido imponer durante todos estos años de terror a la democracia española, ni la más mínima posibilidad".

Astarloa sostuvo que el PP está esperando "que el Gobierno explique por qué ha cambiado la política antiterrorista unilateralmente". "Seguimos a la espera de que el Gobierno explique por qué se generan expectativas que los hechos no confirman, y muy en particular, seguimos a la espera de que el Gobierno y de que el Partido Socialista expliquen qué se está hablando con ETA", aseguró.

Por otra parte, el secretario general del Grupo Socialista en el Congreso, Diego López Garrido, aseguró que la política del Gobierno no viene determinada "por las cosas que diga ETA ni Batasuna", algo de lo que acusa al PP.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Lunes, 12 de diciembre de 2005