Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
EXPERIENCIAS

Jennicam apaga sus 'webcams' caseras tras siete años de exhibirse en Internet

Jenni fue la primera en colocarse webcams en casa para que los internautas siguieran todas y cada una de sus actividades diarias a cambio de 15 dólares anuales de suscripción. El 31 de diciembre Jennifer Ringley, de 27 años, apaga sus cámaras y cierra el sitio que le dio la fama: Jennicam.org. La página llegó a tener 100 millones de visitantes semanales en su época de mayor popularidad.

En octubre, Jenni reenvió a sus suscriptores un mensaje que había recibido de su servicio de micropagos. PayPal le anunciaba que cerraba su cuenta porque su política prohibía temática pornográfica. El portavoz de la empresa ha confirmado que han cerrado su cuenta por posar desnuda. En los siete años que ha durado su exhibicionismo en Internet se ha visto más a Jenni jugando con sus gatos o lavándose los dientes que posando tal y como vino al mundo.

MÁS INFORMACIÓN

Paul Brown, un fan canadiense de la joven fue el que dio la voz de alarma al Washington Post. Lleva siete años realizando un estudio sociológico de la joven. Brown ha declarado que espera que Jenni regrese para poder seguir vigilando sus actividades el resto de su vida.

* Este articulo apareció en la edición impresa del Jueves, 18 de diciembre de 2003