Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra
EL 'CASO MAREY'

El Supremo ordena encarcelar a Barrionuevo y Vera

Los otros 10 condenados ven aplazada su entrada en prisión por haber pedido el indulto

José Barrionuevo, primer ministro del Interior con el PSOE, y Rafael Vera, ex secretario de Estado para la Seguridad, pueden ingresar hoy en prisión para cumplir la condena que les fue impuesta por el Tribunal Supremo en la sentencia del caso Marey. La Sala Segunda ordenó anoche, por unanimidad de sus miembros y tras seis horas de deliberación, que ambos vayan a la cárcel, mientras que para el resto de los condenados se aplaza la medida hasta que el fiscal informe sobre sus peticiones de indulto. El Supremo adoptó la medida justo el mismo día en que el Consejo General del Poder Judicial y el PSOE rebajaban la tensión que les ha enfrentado durante los últimos días.

La Sala Segunda del Tribunal Supremo acordó anoche la ejecución de la sentencia del caso Marey y el inmediato ingreso en prisión del ex ministro del Interior socialista José Barrionuevo y el ex secretario de Estado para la Seguridad, Rafael Vera. El acuerdo se tomó por unanimidad del pleno de la Sala y tras seis horas de debate. Respecto a los otros 10 condenados, la Sala acordó pedir al ministerio fiscal que se pronuncie, en el plazo de cinco días, sobre si procede la suspensión de la ejecución de la sentencia para ellos, a la vista de que han solicitado el indulto en el Ministerio de Justicia. Barrionuevo y Vera ingresarán en prisión de forma inminente, en las próximas horas, después de que la Sala Segunda del Tribunal Supremo acordase anoche remitir al Ministerio del Interior la ejecutoria de la sentencia de ambos para proceder al cumplimiento de las penas que 10 años que les han sido impuestas por su responsabilidad en el secuestro de Segundo Marey en 1983. Tanto Barrionuevo como Vera, que estaban juntos cuando recibieron la noticia de su encarcelamiento, reiteraron anoche ante los micrófonos de la Cadena SER su inocencia.El magistrado ponente de la sentencia, Joaquín Delgado, confirmó anoche anoche que el ingreso se producirá en las próximas horas. Los otros diez condenados, debido a que han pedido el indulto, dispondrán aún de un intervalo de cinco días para que el Ministerio Fiscal y las demás acusaciones se pronuncien sobre la suspensión de sus condenas, hasta que el Gobierno decida sobre las medidas de gracia.

Unanimidad

Pasadas las diez de la noche y tras una reunión de seis horas en sesiones de mañana y tarde, el magistrado ponente de la sentencia, Joaquín Delgado, dio cuenta, de que la Sala había rechazado "por unanimidad y sin votos particulares" dejar en suspenso las penas impuestas a Barrionuevo y Vera, y que éstos habían pedido tras presentar sus recursos de amparo ante el Tribunal Constitucional.Sobre la ejecución de la sentencia en lo que respecta a Barrionuevo y Vera, el auto de la Sala Segunda ordena dirigir un despacho al actual ministro del Interior, Jaime Mayor Oreja, para que sea este organismo el que se encargue de verificar el traslado a prisión de José Barrionuevo y Rafael Vera.

El mismo auto de la Sala Segunda ordena que para el cumplimiento de las penas de inhabilitación absoluta impuesta a Barrionuevo se dirija otro despacho al Presidente del Congreso de los Diputados. Además de la pena de 10 años por los delitos de secuestro y malversación, Barrionuevo está condenado a 12 años de inhabilitación absoluta que implican la privación definitiva de todos los honores, empleos y cargos públicos que tenga, entre ellos el de diputado al Congreso.

El auto del tribunal también acuerda la entrega a Segundo Marey de las cantidades que se han ido consignando para su indemnización. El tribunal ha resuelto asimismo incoar expediente de acumulación de penas respecto de los ex policías José Amedo y Michel Domínguez, para su tramitación en una pieza separada. En dicho expediente se deberá resolver si las penas actuales de 108 años de prisión que están cumpliendo Amedo y Domínguez se acumulan a las actuales.

Preguntado por los informadores que aguardaban la decisión del Supremo en la noche de ayer en qué plazo tendrían que ingresar en prisión Barrionuevo y Vera, Joaquín Delgado contestó laconicamente: "Ya".

El magistrado precisó que hoy se enviará "el correspondiente despacho al ministro del Interior, que tendrá que acordarlo de inmediato". Delgado Barrio indicó que no se les concedería ningún plazo adicional antes de entrar en el establecimiento penitenciario.

Sin legitimación

La Sala Segunda no ha tenido en cuenta la petición de indulto formulada al Ministerio de Justicia por un grupo de concejales socialistas de Ciudad Rodrigo (Salamanca) para Barrionuevo y Vera, porque entienden que la persona que ha solicitado dicha medida "no tiene legitimación alguna para hacer ninguna petición dentro de este procedimiento".Otras fuentes judiciales explicaron que para la aplicación del artículo 4.4 del nuevo Código Penal, que introduce la facultad del tribunal de dejar en suspenso la ejecución de la pena mientras el Gobierno tramita el indulto, hace falta que esta medida de gracia la pidan los condenados o alguien en nombre de los condenados. Según estas fuentes, el indulto solicitado por Miguel Cid Cebrián como representante de los citados concejales no se había pedido en nombre de Barrionuevo y Vera.

El auto dictado por el Tribunal Supremo declara la firmeza de la sentencia del caso Marey. Con anterioridad la sala dictó otro auto de aclaración, en el que se rectifican determinados extremos de la sentencia, como por ejemplo el nombre de Rafael Vera, que en el fallo de la sentencia de dictada el pasado mes de julio figura como "José Vera". También resuelve algunas cuestiones de menor importancia, según el ponente, entre ellas algunas fechas que en la sentencia constan equivocadas.

A la reunión asistieron 10 de los 11 magistrados que dictaron la sentencia, ya que Gregorio García Ancos estuvo ausente por enfermedad. Los magistrados de la Sala Segunda permanecieron reunidos desde las once y media de la mañana hasta las tres de la tarde, para resolver los recursos de aclaración y volvieron a reunirse desde las 19.30 hasta las diez de la noche, para resolver las cuestiones relativas a la ejecución de la sentencia.

El tribunal también condenó por el secuestro de Segundo Marey, cometido en 1983, la primera acción atribuida a los GAL, a diez años de cárcel al ex director de la Seguridad del Estado Julián Sancristóbal, mientras que el ex jefe del Mando Único para la Lucha Contraterrorista (MULC) Francisco Álvarez fue condenado a 9 años y seis meses, al igual que el ex jefe Superior de Policía de Bilbao Miguel Planchuelo y el ex policía José Amedo.

La Sala impuso siete años de prisión a el ex secretario de los socialistas vizcaínos y hoy en la órbita del PP, Ricardo García Damborenea; cinco años y seis meses a los ex policías Julio Hierro y Francisco Sáiz Oceja; cinco años a los ex agentes Luis Hens y José Ramón Corujo y dos años y cuatro meses al ex policía Michel Domínguez.

Posibilidades abiertas

Los 10 magistrados del tribunal afrontaron la fase de ejecución de la sentencia del caso Marey sobre las distintas posibilidades abiertas: la ejecución inmediata de las penas impuestas con el consiguiente encarcelamiento; la petición de un informe al Ministerio Fiscal sobre la suspensión de las condenas tal como hizo la Sala Segunda en el caso Filesa; dejar en suspenso la sentencia hasta que el Gobierno se pronuncie sobre el indulto, o por último suspender las penas hasta que el Tribunal Constitucional se pronuncie sobre los respectivos recursos de amparo. La primera posibilidad fue la que prosperó tras una larguísima deliberación, aunque el acuerdo final fuese unánime.Al decidir ejecutar la sentencia, el Tribunal tenía la posibilidad de haber decretado día y hora para que los condenados se presentasen para ser conducidos a prisión. La decisión concreta fue notificar al Ministerio del Interior para que se ejecute de forma inmediata.

Barrionuevo y Vera serán conducidos previsiblemente hoy a la cárcel de Soto del Real, próxima a Madrid y la más moderna de la comunidad. Tras un período de observación, deberán ser clasificados en el grado de cumplimiento al que deberán someterse para su tratamiento penitenciario.

Entretanto, el Tribunal Constitucional tiene pendiente de emitir su pronunciamiento sobre la petición de Barrionuevo y Vera para que quede en suspenso su condena en tanto se resuelven los recursos de amparo presentados por presunta vulneración de derechos fundamentales, aunque rara vez se ha contemplado esta posibilidad para condenas superiores a los cinco años de prisión.

* Este articulo apareció en la edición impresa del Miércoles, 9 de septiembre de 1998