Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra
ATLETISMO

Domingo Catalán está en Suráfrica para disputar una carrera el sábado

Domingo Catalán, el mejor corredor del mundo sobre 100 kilómetros, participará el sábado en una carrera sobre esta distancia en Stellenbosch (Suráfrica), según la agencia AFP, que afirma, además, que el corredor español se encuentra en Johanesburgo desde el domingo junto a Antonio Mestre. Fuentes cercanas al corredor aseguraron ayer que éste había salido de viaje. La Federación Española de Atletismo presume que tendrá que sancionarle a perpetuidad.

Catalán es un atleta ultramaratoniano de 40 años, que ha ganado los dos últimos campeonatos del mundo de 100 kilómetros y que posee el récord mundial en 6.15.17 horas. La especialidad que practica tiene unos beneficios limitados porque ni se puede prodigar ni los premios son cuantiosos. Se trata de una prueba muy poco extendida, cuyos principales focos se encuentran en Santander, Francia y Grecia.Los especialistas en estas distancias se entretienen con la maratón, donde no destacan, y corren una vez al año los 100 kilómetros. El premio que alcanzan difícilmente supera las 200.000 pesetas y se han encontrado que en Suráfrica hay una carrera que va a repartir 3,5 millones de pesetas. Los mejores especialistas no lo han dudado, pese a saber que todos los atletas que corren en Suráfrica están amenazados por la inhabilitación.

José María Odriozola, presidente de la Federación Española de Atletismo, presume que si Catalán y Mestre compiten tendrán que ser inhabilitados: "He de esperar primero a la confirmación de que participen. Si es así, temo que habrá que sancionar porque otros deportes quizá sean más tolerantes, pero el atletismo condena la participación en Suráfrica. Hay ejemplos recientes con la inhabilitación, entre otros, del ex recordman mundial de jabalina, Tom Petranoff, y de Zola Budd, a la que descalificaron, no ya por correr, sino por aplaudir".

Odriozola, en una primera apreciación, considera que la inhabilitación puede llegar más lejos que la simple prohibición de correr en pruebas oficiales: "El reglamento contempla que ningún atleta federado pueda correr contra alguien que esté descalificado. Puede darse el caso, por tanto, de que Catalán o Mestre intenten inscribirse en alguna maratón popular u otra carrera abierta y pidamos a los organizadores que no les admitan para evitar males mayores. Si lo hacen nos pondrían en un brete".

El Consejo Superior de Deportes, a este respecto, se ha puesto en contacto la federación española para que recuerde a los atletas que los contactos deportivos con Suráfrica están condenados. Ya hubo intervenciones directas anteriores como cuando en abril del año pasado prohibió a Arantxa Sánchez Vicario jugar contra la surafricana Kim Labuschagne en Barcelona. Un mes después tampoco se permitió la participación de ocho surafricanos en el Open de España de Golf. Sin embargo, antes, un púgil surafricano, Brian Mitchell, disputó en Madrid el título mundial de los pesos superplumas y el Ministerio de Asuntos Exteriores lamentó que se le hubiera dado el visado.

Precedentes

En el caso de deportistas españoles que han competido en Suráfrica (Nieto, Ballesteros, Marta Figueras-Dotti, Manuel Orantes, Carlos Cardús, Sito Pons, José Marúía Olazabal, Alfonso Segóvia, Alfredo Evangelista y Juan Avendaño, entre otros), una intervención oficial forzó a que Emilio Sánchez Vicario y Sergio Casal regresaran a España sin llegar a jugar en Suráfrica hace dos años.En el caso de Catalán y Mestre, todos los organismos se han encontrado con los atletas ya en Suráfrica. La Federación Española de Atletismo trata de localizarlos para pedirles explicaciones.

* Este articulo apareció en la edición impresa del Miércoles, 1 de febrero de 1989