Entre la indiferencia y la preocupación: América reacciona ante el avance de la variante ómicron

Mientras Biden dijo estar preocupado pero no alarmado por la nueva cepa, López Obrador aseguró que “no hay motivos para la preocupación”. El domingo se confirmaron dos casos en Canadá

Corredores de la Bolsa de Nueva York trabajan mientras Biden ofrece un discurso sobre la nueva variante de covid en la televisión este lunes.
Corredores de la Bolsa de Nueva York trabajan mientras Biden ofrece un discurso sobre la nueva variante de covid en la televisión este lunes.BRENDAN MCDERMID (Reuters)

América ve entre la indiferencia y la preocupación el avance de la variante ómicron del coronavirus, una nueva cepa identificada por primera vez la semana pasada en Sudáfrica y que ha encendido las alarmas de la Organización Mundial de la Salud (OMS). La organización ha advertido de que el riesgo global “se evalúa como muy alto” y ha pedido extremar las precauciones.

Este lunes, un día después de que se confirmaran los dos primeros casos de la nueva cepa en Canadá —dos personas de Ottawa que habían viajado a Nigeria—, el presidente estadounidense Joe Biden dijo que el surgimiento de la variante es un motivo para “la preocupación pero no para el pánico”. El mandatario, que el viernes anunció que prohibiría vuelos de ocho países del sur de África para evitar la propagación —Botswana, Zimbabwe, Namibia, Lesotho, Suazilandia, Mozambique, Malawi y Sudáfrica— instó a los ciudadanos que no lo hayan hecho a vacunarse para frenar la expansión del virus y a los que tienen dos dosis a ponerse una de refuerzo. Más del 80% de los adultos estadounidenses han recibido al menos una dosis de la vacuna contra el coronavirus y cerca del 60% tiene la pauta de vacunación completa.

Además de Estados Unidos, Canadá y Brasil —donde también se estudia un posible caso de la nueva variante—han emitido restricciones de viajes de países del sur del continente africano, donde se identificó esta variante. La comunidad científica todavía no tiene la certeza de que esta versión del virus sea más transmisible y de que las vacunas pierdan eficacia frente a él, pero los primeros indicios y las más de 30 mutaciones detectadas en esta variante han precipitado una reacción en cadena en medio mundo para frenar su expansión.

Frente a la cautela de estas naciones, el presidente mexicano Andrés Manuel López Obrador ha minimizado los posibles efectos de la variante ómicron en su primera conferencia de la semana: “No hay motivos para preocuparnos, según los reportes que me han entregado los especialistas. Llevamos a cabo un seguimiento, no hay elementos para preocuparnos”, ha asegurado. “Lo que hay es mucha información en los medios”, ha dicho.

En México se han vacunado con el esquema completo 65 millones de personas y 11 millones más tienen su primera dosis. Recientemente, se han incorporado a la inmunización los adolescentes de 15 a 17 años, pero de la tercera dosis, avanzada en otros países, en México todavía no se ha comenzado a implementar.

En otros países de la región los gobernantes también observan con cautela el avance de la nueva cepa. El presidente de Colombia, Iván Duque, ha anunciado la aplicación de medidas para los viajeros procedentes de África y que presenten síntomas de la enfermedad, aunque ese país no tiene vuelos directos con el continente africano. “Las personas que hayan estado en África en los últimos 15 días y que presenten algún tipo de síntomas, deberán informarlo a las autoridades colombianas y deberán, también, estar en aislamiento”, señaló el mandatario.

En la noche del lunes, el presidente de Ecuador, Guillermo Laso, también ha anunciado varias medidas para tratar de frenar la expansión de la variante ómicron, entre ellas la prohibición de entrada a su país de “toda persona cuyo punto de origen, escala o tránsito sea Sudáfrica, Namibia, Lesoto, Botswana, Suazilandia, Mozambique y Egipto”.

Suscríbase aquí a la newsletter de EL PAÍS América y reciba todas las claves informativas de la actualidad de la región


Sobre la firma

Lorena Arroyo

Editora multimedia de EL PAÍS América. Cubre la región con foco en Centroamérica, El Caribe e inmigración. Antes trabajó en Univision Noticias en Washington y Miami, en BBC Mundo y en la agencia EFE en Brasil, Bolivia y Madrid. Es licenciada en Periodismo por la Universidad Complutense y Máster en Periodismo de Investigación, Datos y Visualización.

Normas

Más información

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS