_
_
_
_
_

El PRI extiende el mandato de Alito Moreno hasta después de las elecciones de 2024

El sector crítico con la actual dirigencia denuncia que se trata de una maniobra para mantener el control de los resortes del partido, como la designación de los candidatos a las presidenciales

Alejandro Moreno Cárdenas durante una entrevista con EL PAÍS en Ciudad de México
Alejandro Moreno Cárdenas durante una entrevista con EL PAÍS en Ciudad de México, el 16 de marzo de 2022.Nayeli Cruz
Georgina Zerega

El Partido Revolucionario Institucional (PRI) ha decidido extender la presidencia de Alejandro Alito Moreno hasta 2024. En una sesión extraordinaria y rodeada de polémica, una aplastante mayoría del tricolor ha dado respaldo al mandatario para que se quede en su cargo hasta después de las elecciones presidenciales. La decisión es relevante, sobre todo, porque le da la última palabra a Moreno para decidir quiénes serán los candidatos que el partido lleve a los comicios. El sector crítico con la actual dirigencia denuncia que se trata de una maniobra a medida de Alito para mantener el control de los resortes del partido y perpetuarse en el poder. La extensión del mandato es una facultad que existía solo para casos excepcionales y que se amplió durante su Administración. “¿Qué cara vamos a poner si no podemos certificar la democracia dentro del partido?”, ha reclamado en entrevista Dulce María Sauri, expresidenta del PRI y una de las opositoras a la prolongación del mandato.

Entre gritos de “Alito, te amamos” y peluches con su nombre, Moreno encabezó este lunes la polémica sesión para prolongar su presidencia. Sin transmisión ni invitación a los medios de comunicación, el partido dio luz verde a que el dirigente se quede en su puesto y elija a quiénes integrarán las listas del tricolor en las próximas citas a las urnas, que incluyen además de la presidencia de la República, la elección de nueve gubernaturas y la renovación del Senado y de la Cámara de Diputados. Los defensores de la actual dirigencia han sostenido que el alargamiento del mandato es la única forma que tienen de asegurarse la estabilidad del partido de cara a la alianza que mantiene con la oposición camino a las urnas. La votación ha quedado 518 votos a favor de la prórroga y tres votos en contra. “Agradezco a la militancia priista su confianza y respaldo en esta importante decisión que fortalecerá el trabajo en favor del PRI y del país”, ha publicado el líder político después de que se votara.

En diciembre del año pasado, el polémico dirigente impuso en una aplastante votación del Consejo Político Nacional —fiel a su presidente— una reforma a los estatutos del partido para extender su mandato. De la sesión se ausentaron históricos representantes del partido, como los senadores Miguel Ángel Osorio Chong y Claudia Ruiz Massieu, que se han mantenido críticos con la dirigencia tricolor. Ese día el Consejo modificó el artículo 83 de los estatutos que decía que un presidente podía prorrogar su mandato cuando las elecciones internas concurrieran con un proceso electoral en el país. A esa línea se le agregó la posibilidad de que la extensión se realice hasta 90 días hábiles previos a los comicios nacionales.

Como Moreno fue elegido presidente del partido hasta el 18 de agosto de 2023 y el proceso electoral para elegir al próximo presidente de México comienza el 1 de septiembre, Consejo Político Nacional ha evaluado y aprobado que Alito se quede hasta finalizar los comicios de 2024. “No había pasado nunca algo así en el partido”, asegura Sauri, “cuando se hace una modificación no puede favorecer al actual presidente, tendría que aplicarse a partir de los próximos presidentes”. Para la exsenadora y exdiputada por Yucatán no hay razón suficiente para aplicar el artículo. “Hay tiempo sobrado para hacer una nueva elección”, agrega. Sauri reprocha los argumentos que han usado los defensores de Moreno, que dicen que da estabilidad de cara a la alianza con los otros partidos de la oposición: “No entiendo cómo pueden hacer depender de una sola persona los compromisos que se hayan hecho con otros partidos”.

La extensión del mandato de Alito había tenido ya su batalla en los tribunales electorales. En febrero de este año, el Instituto Nacional Electoral (INE) invalidó la reforma a los estatutos impulsada por Moreno y estableció que el tricolor tenía que convocar a un proceso interno para elegir a un nuevo presidente este año. La revisión del árbitro electoral llegó después de que Osorio Chong y Ruiz Massieu impugnaran la modificación hecha en diciembre. Pero Alito no se quedó de brazos cruzados y apeló al Tribunal Electoral Federal, quien tuvo la última palabra. La mayor instancia de justicia electoral en México dio la razón al dirigente y avaló la reforma impuesta, lo que permitió que la sesión de este lunes tuviera lugar.

Suscríbase aquí a la newsletter de EL PAÍS México y reciba todas las claves informativas de la actualidad de este país

Regístrate gratis para seguir leyendo

Si tienes cuenta en EL PAÍS, puedes utilizarla para identificarte
_

Sobre la firma

Georgina Zerega
Es reportera en la redacción de México y cubre actualmente la cartera de política. También colabora en la cobertura de Argentina, de donde es originariamente. Antes de entrar al periódico, trabajó en radio y televisión en su país natal.

Más información

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
_
_