El Gobierno español da por “superado” el periodo de relaciones difíciles con México

Acciona y BBVA se comprometen a ofrecer ayudas laborales y facilitar la bancarización de personas migrantes en México

Pilar Cancela con el presidente de la Cámara de Comercio de España en México, Antonio Basagoiti (izquierda), y el embajador español, Juan Duarte, este viernes en Ciudad de México.
Pilar Cancela con el presidente de la Cámara de Comercio de España en México, Antonio Basagoiti (izquierda), y el embajador español, Juan Duarte, este viernes en Ciudad de México.Isaac Esquivel (EFE)

La secretaria de Estado de Cooperación Internacional dio por superada este viernes la polémica “pausa” de las relaciones con España que pidió Andrés Manuel López Obrador, el presidente mexicano. Pilar Cancela, en un encuentro con empresarios españoles en Ciudad de México, aseguró que el conflicto entre ambos países “está superado, eso ya no existe, está en el olvido. Ahora vamos a mirar al futuro”. En el pasado quedan las palabras del presidente, que durante varias de sus conferencias mañaneras arremetió contra el supuesto “robo” que estaba cometiendo España en México, y que le llevó a decretar “una pausa” en las relaciones bilaterales. “Para respetarnos y que no nos vean como tierra de conquista”, dijo López Obrador.

La secretaria destacó que todo eso había quedado atrás, y que ahora las relaciones bilaterales están consolidadas “al máximo nivel” y que están abriendo una “nueva etapa de diálogo” para profundizar en las conexiones entre los países. Cancela estaba en la capital mexicana para firmar acuerdos de cooperación con las empresas españolas Acciona y BBVA, que se han comprometido a ofrecer ayudas laborales y facilitar la bancarización de personas migrantes en México, con especial atención a mujeres víctimas de violencia sexual.

“Acciona se compromete a incorporar y dar puestos de trabajo a estas mujeres y BBVA les facilitará abrir una cuenta bancaria. Así estamos contribuyendo a que no haya economía sumergida o informalidad y que ellas formen parte de la sociedad como ciudadanas de primera”, explicó la diplomática. Además, aseguró que el trabajo de las empresas españolas en México es uno de los factores que fortalecen las relaciones entre ambos países, aunque fue precisamente esta presencia la que parecía molestar a López Obrador por sus declaraciones del pasado febrero.

Durante una conferencia matutina de este febrero, López Obrador cargaba así contra varias empresas multinacionales españolas: “Era un contubernio de arriba, una promiscuidad económica, política, en la cúpula de los gobiernos de México y de España. Y México se llevaba la peor parte, nos saqueaban”. Sus acusaciones iban dirigidas hacia las relaciones entre sus antecesores y las empresas con las que supuestamente tenían muy buena relación. “[Felipe] Calderón tenía a Repsol, Iberdrola viene de [Vicente] Fox”, dijo el presidente.

Ahora, el objetivo es que estas empresas no se queden arriba. “El trabajo con las comunidades es el objetivo fundamental. No se trata de llegar y pasar del entorno, sino formar una sinergia cómplice para avanzar juntos”, aclaró. También apoyo esta nueva estrategia Juan Duarte, embajador de España en México, quien destacó la importancia de la colaboración público-privada y el compromiso de la población española para “mejorar las condiciones de vida en México”.

Las instituciones humanitarias presentes en el acto dieron su visto bueno a esta estrategia. La Comisión Mexicana de Ayuda a Refugiados (COMAR), que tramita todas las solicitudes de estatus de refugiados de migrantes en el país, y la organización civil Ayuda en Acción México valoraron positivamente la firma de los acuerdos para apoyar el desarrollo de mujeres migrantes. “Que el memorando tenga como objetivo apoyar a las mujeres es sumamente importante, son personas que han sufrido muchísimo: persecución, acoso, violación, en su propio país o en el país de asilo. Son víctimas dobles, o triples”, comentó el coordinador de COMAR, Andrés Ramírez.

Tras las incendiarias declaraciones del presidente mexicano en febrero, la diplomacia española se mostró sorprendida, empezando por José Manuel Albares, el ministro de Asuntos Exteriores del Gobierno de España. “La relación entre España y México es una relación estratégica que va más allá de declaraciones súbitas o palabras puntuales” y que, lejos de estar en pausa, el flujo de inversiones en ambas direcciones no ha hecho más que crecer en los últimos años, afirmó Albares en su momento.

España es, tras Estados Unidos, el país extranjero de mayor inversión en México, con unos 76.000 millones de dólares, según datos publicados por la Secretaría de Economía para 2021, lo que representa alrededor de un 12% del total de la Inversión Extranjera Directa (IED), y la mitad son nuevas inversiones, aunque la relación comercial viene consolidándose desde hace décadas. Bancos y telefonías son las carteras más notables, aunque hay una gran industria turística de firma española. Hasta 6.856 empresas presentan inversión extranjera hacia México.

Suscríbase aquí a la newsletter de EL PAÍS México y reciba todas las claves informativas de la actualidad de este país

Normas

Más información

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS