Los empleados de Twitter México, despedidos con un correo electrónico tras años trabajando en la red social

Elon Musk anunció hace días su intención de prescindir de 3.700 empleados, casi la mitad de la plantilla

Elon Musk, dueño de Twitter.
Elon Musk, dueño de Twitter.DADO RUVIC (REUTERS)

Comienza la purga. Y ha comenzado por México. Twitter, ahora gobernado por el hombre más rico del mundo, ha despedido en su sede en México a unas 50 personas, según uno de sus trabajadores. Los antiguos empleados amanecieron esta mañana sin acceso a sus cuentas después de que la empresa notificará en la noche del jueves su intención de “reducir la fuerza laboral global”. Hace unos días, Elon Musk anunció su intención de despedir a 3.700 empleados, casi la mitad de la plantilla, y está empezando a mandar correos a todas aquellas personas de las que quiere prescindir para su futura misión de remodelar la empresa.

Los despedidos en México decían adiós a su trabajo y a sus compañeros, con mensajes como: “Qué viaje, Twitter. Fuiste todo lo que imaginé y más. Un final intenso para un viaje aún más intenso”, escribió Óscar Carbajal. “Fue un honor, amigos”, “Gracias por la aventura”, “Ahora sí, se acabó”, eran algunos de los mensajes que han dejado en la red social los recién despedidos, que no han sido los primeros en salir de la empresa tras la llegada de Musk. Denisse Rosales pedía perdón a sus clientes, “por no poder darles la despedida correcta ni concluir nuestras campañas como es debido, Elon Musk me corrió”. Luisa Blunt escribía que, “después de cuatro años, ha llegado el final. Gracias por esta aventura maravillosa”.

En un memorando interno al que ha tenido acceso el medio especializado The Verge, la empresa reconocía que la reducción de personal afectaría a “un cierto número de personas que han hecho contribuciones importantes a Twitter, pero esta acción es necesaria para asegurar el éxito de la empresa en el futuro”. “Reconocemos que esta es una experiencia increíblemente desafiante, ya sea que se vea afectado o no”, decía el comunicado interno, “pero esta acción es desafortunadamente necesaria para asegurar el éxito de la empresa en el futuro”.

Nada más tomar el control el pasado jueves, Musk destituyó a buena parte del equipo directivo, incluido el consejero delegado, Parag Agrawal, el director financiero, Ned Segal, además de la responsable jurídica, la directora de marketing o la directora de clientes, entre otros. En su primera reunión, el magnate ya pidió a los responsables de los diferentes departamentos de Twitter para que identificasen a las personas más valiosas y, por defecto, a aquellas de las que podría prescindir.

También tiene intención de revertir la política de teletrabajo para imponer la presencialidad. Los empleados deberán acudir a la oficina al menos 40 horas semanales. “Reconocemos que esta es una experiencia increíblemente desafiante, ya sea que se vea afectado o no”, continuaba el memorando.

Suscríbase aquí a la newsletter de EL PAÍS México y reciba todas las claves informativas de la actualidad de este país

Normas

Más información

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS