López Obrador descarta la polémica propuesta del Senado de pactar con el crimen organizado

Manuel Espino, político cercano a Morena, propuso durante una jornadas parlamentarias comenzar unas conversaciones para reducir la violencia y la inseguridad

El presidente de México, Andrés Manuel López Obrador, durante su conferencia mañanera del 28 de octubre de 2022, en La Paz, en el Estado de Baja California Sur.
El presidente de México, Andrés Manuel López Obrador, durante su conferencia mañanera del 28 de octubre de 2022, en La Paz, en el Estado de Baja California Sur.Presidencia de México

El presidente de México, Andrés Manuel López Obrador, aseguró este viernes que su gobierno no pactará con el crimen organizado como parte de la estrategia para combatir la inseguridad en el país. La respuesta del presidente llega después de que Manuel Espino, político y excomisionado del Servicio de Protección Federal, propusiera ayer en el Senado que el gobierno federal llegue a pactos con los grupos criminales para conseguir la paz.

“Nosotros hemos definido una política de cero corrupción y cero impunidad y en el caso del combate a la delincuencia, no hay ningún acuerdo, ningún pacto”, ha dicho el presidente en su conferencia de prensa matutina desde La Paz, en el Estado de Baja California, donde se encuentra hoy para una reunión con John Kerry, el enviado presidencial especial de Estados Unidos para el clima, con el que hablará de energías renovables, la industria automotriz y el litio. Desde allí, el presidente ha asegurado que “está bien pintada la raya, una cosa es la autoridad y otra es la delincuencia. Cuando no hay frontera, es caos”.

Espino, antiguo político del Partido de Acción Nacional (PAN) ahora más cercano a Morena, el partido que apoya al Gobierno, planteó su propuesta en el foro internacional Seguridad y Justicia por un México Mejor”, realizada en el Senado. El también empresario expuso al secretario de Gobernación, Adán Augusto López, que esa táctica ya ha funcionado en lugares como Ciudad Juárez, en cuyo gobierno tuvo diversos puestos en la época en la que empezaron a dialogar con los grupos criminales.

“Logramos muchas cosas allí”, aseguró Espino, “y lo resolvimos platicando con las pandillas para lograr que la gente viva en paz”. La propuesta sufrió el bombardeo inmediato de la oposición, que le acusa de ofrecerse como intermediario entre el crimen organizado y el gobierno, y de querer hacer del país un “narcoestado”. “Hay más delito aquí que en todo lo que andan inventando”, escribió Felipe Calderón, antiguo presidente de México, en su cuenta de Twitter.

Por su parte, el presidente se deslindó de la propuesta en la medida de lo posible. “Estoy convencido de que la paz es fruto de la justicia, y que el ser humano no es malo por naturaleza. Tenemos que seguir ayudando a la gente para que tenga oportunidad de mejores ingresos, que los jóvenes tengan garantizado el estudio y el trabajo, que el presupuesto se destine a los más necesitados”, aseveró López Obrador.

En su conferencia, Espino aseguró que ya había conversado con varios carteles para conocer su posición. “Yo le dije al secretario de Gobernación que logré hacer llegar la propuesta a alguno de los grupos del crimen, y solamente recibí respuesta de dos”, dijo el político, que además añadió que dos de ellos aceptaron y contestaron: “Si esto se hace en México, le entramos”.

Suscríbase aquí a la newsletter de EL PAÍS México y reciba todas las claves informativas de la actualidad de este país

Normas

Más información

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS