El feminicidio de Luz Raquel Padilla en Jalisco: quemada viva por un conflicto vecinal y una agonía de tres días

La mujer, de 35 años, había denunciado desde mayo ante las autoridades locales las agresiones y amenazas por parte de sus vecinos

A la izquierda, Luz Raquel Padilla en una imagen de sus redes sociales. A la derecha, una de las amenazas que denunció en mayo de 2022.
A la izquierda, Luz Raquel Padilla en una imagen de sus redes sociales. A la derecha, una de las amenazas que denunció en mayo de 2022.RR SS

“Te vas a morir machorra”, “Te voy a quemar viva”. Las pintas con aerosol negro sobre las paredes de su departamento eran una marca indeleble de que las amenazas contra Luz Raquel Padilla Gutiérrez eran un asunto serio. En mayo pasado, ella tomó las fotografías de la evidencia, presentó la denuncia ante la Fiscalía. Hoy está muerta. Falleció este martes en Guadalajara después de que el sábado un grupo de personas le rociara con dos galones de alcohol y le prendiera fuego en la colonia Arcos del municipio de Zapopan, en el Estado de Jalisco. Luz, de 35 años, sufrió quemaduras en el 90% de su cuerpo y pese a los esfuerzos de los doctores por salvarla ha muerto tres días después del ataque.

La Fiscalía de Jalisco informó que investiga el caso bajo el protocolo de feminicidio la muerte de Padilla Gutiérrez. Las autoridades reconocen que la víctima contaba con una denuncia previa por el delito de amenazas contra su vecino por problemas con la convivencia, por la que se inició una carpeta de investigación, sin embargo, de acuerdo con los primeros datos obtenidos, “no se cuenta con información que posicione a esa persona en el lugar que ocurrieron los hechos”, refiere el Ministerio Público en un comunicado.

El fiscal del Estado, Luis Joaquín Méndez, ha dado a conocer esta tarde que se tiene a uno de los vecinos presentando su declaración en calidad de testigo y no se identifica como agresor directo porque no se encontraba en el sitio de los hechos en el momento de la agresión. “Lo tenemos a disposición, la pretención es que declare, que nos dé testimonio respecto de los hechos y seguir trabajando esa carpeta”, declaró. El funcionario detalló que en este momento están tratando de obtener videos y recabando testimonios de las distintas versiones del ataque. Sobre el hijo de la víctima, el fiscal ha asegurado que el menor de 11 años está bajo resguardo de su abuela y de su tía.

El ataque, el pasado sábado por la noche en un jardín, a la vista de todos, fue el colofón de una serie de agresiones que la víctima venía denunciando tanto en los pasillos de los ministerios públicos como en sus redes sociales. Nadie hizo eco de sus denuncias. “Hasta cuándo voy a tener que vivir con miedo de que me pueda pasar algo y a mi familia, y mi agresor sigue campante por la ciudad con el peligro de seguir haciendo daño”, había redactado en su cuenta de Twitter. El mensaje venía acompañado de fotografías donde se veían las pintas con burlas y amenazas. La denuncia presentada hace tres meses por su vecino era por amenazas, delitos contra la dignidad y lesiones.

El colectivo Yo Cuido México, del que Padilla Gutiérrez formaba parte, denunció que Padilla Gutiérrez sobrevivió a un ataque previo con cloro de uso industrial en la zona del tórax, hecho por el que había presentado una denuncia ante la comisaría de Zapopan sin recibir debida atención. “Ella solicitó ser integrada al programa Pulso de vida con el objetivo de recibir protección debido a las constantes amenazas y violencias que recibía por el comportamiento de su hijo con autismo. Sin embargo, le negaron ser integrada al programa al considerar que las amenazas que recibía por parte de terceros no eran causa suficiente”, refiere el colectivo.

A través de sus videos en TikTok, Padilla Gutiérrez había comentado que su hijo, de 11 años, padecía autismo y epilepsia, por lo que sufría de convulsiones constantemente y que su enfermedad representaba un desembolso económico importante. También refería que su agresor seguía molestándolos a ella y al menor. “Tengo que centrarme en mi hijo, ya no puedo desgastar mi energía ni nada”, había declarado ante la cámara a punto del llanto.

En una grabación anterior, la mujer también manifestó su agradecimiento por las muestras de apoyo de otros usuarios tras haber alzado la voz contra su agresor: “Entre todas nos cuidamos, la policía no nos cuida. Yo sí les creo”, decía optimista en uno de sus videos. Hoy, su muerte engrosa las estadísticas del feminicidio en un país donde cada día son asesinadas 11 mujeres. En el primer semestre del año el Estado de Jalisco contabiliza ya 17 feminicidios de un total de 479 homicidios contra mujeres que se han registrado de enero a junio en el país.

Suscríbase aquí a la newsletter de EL PAÍS México y reciba todas las claves informativas de la actualidad de este país

Sobre la firma

Karina Suárez

Es corresponsal de EL PAÍS en América, principalmente en temas de economía y sociedad. Antes trabajó en Grupo Reforma. Es licenciada en Ciencias de la Comunicación por la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM) y Máster de periodismo de EL PAÍS.

Normas

Más información

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS