El giro de un diputado del PRI a favor de la reforma eléctrica pone en alerta a la oposición

Morena y el presidente López Obrador presionan a los legisladores priistas para lograr una mayoría calificada difícil de alcanzar en tres días

Carlos Miguel Aysa Damas, durante una sesión legislativa en 2021.
Carlos Miguel Aysa Damas, durante una sesión legislativa en 2021.RRSS

Todo diputado cuenta. A tres días de la decisiva votación de la reforma eléctrica, los partidarios del presidente Andrés Manuel López Obrador aumentan la presión sobre legisladores individuales de la oposición. La estrategia ha dado un primer fruto. El diputado del PRI, Carlos Miguel Aysa Damas, anunció el miércoles que votará a favor de la iniciativa constitucional, en desobediencia de las instrucciones de su partido. La deserción ha puesto en alerta a la oposición, que ha salido en tromba a denunciar el giro de Aysa. Morena, la formación del presidente, necesita todavía ganarse a 56 diputados para la mayoría calificada, una meta difícil de lograr de aquí al domingo.

Aysa Damas soltó la bomba en una publicación de Facebook. “No puedo actuar a capricho o por mandato autoritario de mi partido, sino del lado correcto de la historia”, escribió. Para justificar su desobediencia respecto a la línea marcada por la dirigencia del PRI, el diputado señaló que Morena había aceptado los 12 puntos que la oposición presentó la semana pasada como contrapropuesta a la iniciativa presidencial, entre ellos el derecho humano a la electricidad. Además, Aysa Damas llamó a sus compañeros de filas a rebelarse. “El PRI aún tiene la oportunidad de reivindicarse ante el pueblo de México, que está agraviado por malos dirigentes”, pidió.

El giro del diputado se da en medio del proceso para nombrar a su padre como embajador de México en la República Dominicana. El Senado tenía previsto ratificar el martes, un día antes del anuncio del diputado, la designación de Miguel Aysa González, exgobernador priista de Campeche. Sin embargo, la sesión fue aplazada hasta nuevo aviso. Aysa González fue propuesto como embajador por López Obrador en enero, pero el proceso en el Senado se ha alargado.

La decisión de Aysa Damas ha sido festejada en la mayoría oficialista. “Celebro la valentía, congruencia y honestidad política del diputado, quien ha anunciado que votará a favor y sin presiones por la reforma eléctrica. La dignidad ni se compra, ni se vende, se defiende”, escribió el coordinador de Morena en la Cámara de Diputados, Ignacio Mier. El líder morenista fue quien impulsó el aplazamiento de la votación de la reforma, inicialmente prevista para el martes, con el objetivo de tratar de ampliar los apoyos.

En la oposición, la reacción ha sido contundente. En un duro mensaje, el presidente priista, Alejandro Moreno, acusó a Aysa Damas de traicionar al PRI y a México y reafirmó que la bancada votará en contra de la reforma. “El voto del Grupo Parlamentario del PRI será en contra. Morena no va a lograr vencer a la oposición. Nos debemos a los ciudadanos y a ellos responderemos, cueste lo que cueste”, escribió. Varios diputados del PRI también han salido a despejar dudas sobre el sentido de su voto.

Morena necesita a 57 legisladores de oposición para lograr la mayoría calificada que le permita sacar adelante la que es una de las prioridades legislativas de López Obrador. En el centro de la campaña de presión, está el PRI, que había jugado a la ambigüedad durante seis meses hasta aclarar la semana pasada que votaría en contra. Pese al anuncio, el presidente llamó a los diputados priistas a rebelarse ante la dirigencia. Con el giro de Aysa Damas, Morena ha ganado un voto. Por ahora, no se conocen más deserciones en el bloque opositor, lo que vuelve muy complicado que el partido oficialista salve la brecha en tres días.

La propuesta del presidente plantea limitar la participación privada en la generación eléctrica a un 46% y privilegiar las centrales de la Comisión Federal de Electricidad (CFE), aunque sean más contaminantes o caras que las plantas particulares. El Gobierno ha defendido la reforma como una forma de fortalecer a la empresa paraestatal y combatir supuestos abusos de las multinacionales. Mientras, la oposición ha criticado que la iniciativa llevaría a un aumento de las emisiones de gases contaminantes y a un encarecimiento de la electricidad.

Suscríbase aquí a la newsletter de EL PAÍS México y reciba todas las claves informativas de la actualidad de este país

Sobre la firma

Jon Martín Cullell

Es redactor de la delegación de EL PAÍS en México desde 2018. Escribe principalmente sobre economía, energía y medio ambiente. Es licenciado en Ciencias Políticas por Sciences-Po París y máster de Periodismo en la Escuela UAM- El PAÍS.

Normas

Más información

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS