López-Gatell asegura que la cuarta ola de covid-19 pierde fuerza en México

Las autoridades sanitarias ven indicios de que los contagios ya no crecen tan rápido como en las últimas semanas y confían en que ómicron genere inmunidad en la población

Una trabajadora atiende a una paciente en un centro de salud de Ciudad Juárez, el miércoles.
Una trabajadora atiende a una paciente en un centro de salud de Ciudad Juárez, el miércoles.JOSE LUIS GONZALEZ (REUTERS)

La ola de contagios sigue creciendo en México, pero no tan rápido como antes. Ese es el mensaje que ha mandado el subsecretario de Salud, Hugo López-Gatell, en la conferencia mañanera de este martes. El funcionario ha dicho que hay indicios de que la pandemia esta perdiendo fuerza al comparar las curvas semanales de casos. “Esto debe tomarse con cautela, pero de mantenerse, ya podría ser el inicio de un cambio en la tendencia de crecimiento”, ha dicho López-Gatell. Las autoridades sanitarias confían en que esta desaceleración sea una señal de que el pico de enero, el punto álgido de la crisis sanitaria en cuanto a contagios de coronavirus, poco a poco quede atrás y se han mostrado optimistas respecto de la inmunidad que se puede generar en las próximas semanas.

“[Ómicron] eventualmente causará inmunidad en una gran proporción de las personas, lo cual podría en su momento contribuir al final del periodo epidémico, no solo en México, sino en el mundo”, ha señalado López-Gatell. Las declaraciones del subsecretario llegan al principio de la semana, un periodo en que los casos reportados suelen ser menores a los de los días siguientes, pero se basan en que los casos solo han aumentado un 12% en comparación con la semana anterior, un salto menor a lo que se había visto en el comienzo de este año. La Universidad de Washington, que tiene un modelo que considera la vacunación de refuerzo y el uso de mascarillas, también anticipa que la tendencia de los contagios irá a la baja en los próximos días. Habrá que esperar, sin embargo, a los datos del avance diario del virus para confirmar si se cumple ese pronóstico.

El principal foco de preocupación son las hospitalizaciones, los casos más graves que siguen metiendo presión al sistema de salud. El país registra un 43% de ocupación hospitalaria y de un 25% de camas con ventilador, y se espera que esos porcentajes continúen en aumento en los próximos días. “El hecho de que en estos momentos no se hayan saturado los hospitales no debe dar un falso sentimiento de tranquilidad”, advierte Alejandro Macías, zar de la pandemia de influenza AH1N1 en México. “Recordemos que los hospitales y las terapias intensivas se saturan no al mismo momento que cuando se incrementan los casos, eso puede ocurrir incluso cuando los casos empiezan a bajar, como se ha observado, por ejemplo, en Sudáfrica [donde se detectó primero la variante ómicron]”, agrega el epidemiólogo.

El consenso entre las autoridades y los especialistas es que la vacunación es un elemento clave para evitar casos graves y muertes por covid. “Esta es una epidemia de personas no vacunadas en la medida que rechazan o difieren vacunarse y completar sus esquemas. Son las que corren el mayor riesgo”, ha afirmado López-Gatell, en un comentario similar al que había hecho la Casa Blanca hace unos días. Tres de cada cuatro personas hospitalizadas en Ciudad de México, la región del país que concentra la mayor cantidad de contagios, no se habían vacunado o no habían completado sus pautas de vacunación.

A un mes de haber anunciado la vacunación de refuerzo en adultos mayores y trabajadores sanitarios y del sector educativo, el Gobierno mexicano finalmente ha detallado el avance en la distribución de dosis. En personal de salud se han aplicado más de 877.000 dosis a un total de 1,3 millones de trabajadores, lo que representa un 67% de cobertura, según datos oficiales. En personas de 60 años o más, seis de cada diez personas ya han recibido un refuerzo, alrededor de 7,8 millones de habitantes de un total de casi 13,1 millones. Los profesores y otros trabajadores de la educación son el grupo más avanzado con un 69% de la población objetivo que ya está cubierta, aunque faltan todavía más de 800.000 personas que aún no se han inoculado. Las autoridades han recurrido a una donación de Moderna desde Estados Unidos para este grupo y en menor medida, a dosis de AstraZeneca.

El principal reto en la vacunación de refuerzo son las personas de 40 a 59 años. Solo se han vacunado 2,1 millones de adultos en esa franja de edad, de una población objetivo de más de 26 millones, apenas el 8% de cobertura. La vacunación para los mayores de 40 años en la capital inicia el próximo lunes, con la apuesta de mantener un ritmo de vacunación de 150.000 dosis aplicadas cada día. El país mantiene guardadas más de 40 millones de dosis que no se han aplicado ni se ha explicado cómo se van a distribuir.

México registró el lunes 17.938 nuevos contagios y 118 defunciones por covid, pero no hubo mención expresa sobre esta estadística en la conferencia semanal de este martes. En el último corte de datos hubo 44.902 diagnósticos positivos y 475 fallecimientos por covid, la cifra más alta desde principios de octubre. El país acumula más 4,7 millones de casos confirmados y 303.776 muertes desde el inicio de la pandemia, aunque otras estimaciones oficiales señalan que la cifra real de fallecimientos ronda el medio millón. La covid-19 fue la primera causa de muerte en el país entre enero y junio del año pasado, informó esta semana el instituto Nacional de Estadística y Geografía.

Suscríbase aquí a la newsletter de EL PAÍS México y reciba todas las claves informativas de la actualidad de este país

Sobre la firma

Elías Camhaji

Es reportero en México de EL PAÍS. Se especializa en reportajes en profundidad sobre temas sociales, política internacional y periodismo de investigación. Es licenciado en Ciencia Política y Relaciones Internacionales por el Instituto Tecnológico Autónomo de México y es máster por la Escuela de Periodismo UAM-EL PAÍS.

Normas

Más información

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS