La protesta social en Michoacán asfixia al segundo puerto más importante de México

El corte en el Puerto Lázaro Cárdenas de un grupo disidente del sindicato de maestros cumple más de 70 días y afecta gravemente a la economía de la región

Un trabajador en el puerto de Lázaro Cárdenas (Michoacán), en una imagen de archivo.
Un trabajador en el puerto de Lázaro Cárdenas (Michoacán), en una imagen de archivo.Alán Ortega (Cuartoscuro)

Los maestros del Estado de Michoacán llevan meses sin cobrar el sueldo. La situación apremiante los ha empujado a protestar de manera prolongada a lo largo de este año. Una de las medidas que más repercusión ha tenido ha sido cortar el acceso al Puerto Lázaro Cárdenas por parte de un grupo disidente del sindicato. En medio de un cambio de Gobierno estatal y de negociaciones con la Administración federal para saldar la deuda, el bloqueo cumple 74 días. La segunda terminal portuaria más importante de México acumula desde entonces contenedores que arriban del exterior y no pueden llegar a destino. Tampoco han podido ingresar toneladas de mercancía para exportar. El bloqueo, principalmente en las vías del tren que va hacia el puerto, ha ralentizado la economía de la región y ha afectado a varias industrias, entre ellas, Petróleos Mexicanos (Pemex). Los empresarios calculan pérdidas millonarias por una medida que aún no vislumbra su final.

La precaria situación de los maestros en Michoacán ha escalado hasta volverse un problema nacional. Los trabajadores de la educación llevan más de dos meses sin recibir el salario por parte del Estado. Las protestas iniciaron originalmente contra el Gobierno de Silvano Aureoles (PRD) y tuvieron una pausa a finales de septiembre cuando el político dejó el cargo y llegó un nuevo gobernador alineado con el presidente, Andrés Manuel López Obrador. En ese momento, los maestros de la Coordinadora Nacional de Trabajadores de la Educación (CNTE), una organización que nació como contra corriente al sindicato nacional, levantó las medidas en un gesto de voluntad hacia la Administración entrante. Pero un grupo de maestros disidentes decidió continuar con las protestas, entre ellas, el corte de la circulación del tren al Puerto Lázaro Cárdenas.

Lev M. Velázquez, secretario técnico de Gestión Educativa de la CNTE Michoacán, explica que se trata de 50 personas que pertenecen a una rama sindical llamada Poder de Base. “Es una agrupación que se ha convertido en un grupo de desestabilización, en un grupo de choque que tiene aterrorizado a una parte del magisterio en Michoacán”, dice. La CNTE llegó a cortar algunas carreteras de acceso al puerto, admite Velázquez, pero lo hicieron de manera intermitente porque entendían que el problema era con el Gobierno estatal, y no con el federal, quien tiene jurisdicción sobre la terminal portuaria. Además, agrega, ha sido la Administración de López Obrador quien se ha ofrecido a solucionar el problema con un adelanto de la partida presupuestaria del Estado.

Poder de Base ha publicado en sus redes sociales una lista de exigencias para levantar las medidas, entre las que piden el pago de los salarios y el encarcelamiento del exgobernador Aureoles. Además han llamado a participar de una serie de nuevas disposiciones, como la toma de las presidencias municipales de Michoacán. Este periódico ha intentado sin éxito obtener una entrevista con la agrupación para esta publicación.

Maestros de la CNTE bloquean las vías del tren que da acceso al puerto de Lázaro Cárdenas, en una protesta similar en enero de 2019.
Maestros de la CNTE bloquean las vías del tren que da acceso al puerto de Lázaro Cárdenas, en una protesta similar en enero de 2019.Juan José Estrada Serafín (Cuartoscuro)

Un tren mueve lo que 300 camiones pueden cargar. Por eso, el corte de las vías ferroviarias durante más de dos meses ha tenido una repercusión brutal para el Puerto Lázaro Cárdenas. “No hay tantos camiones para mover esos contenedores”, explica Óscar del Cueto, director de la ferroviaria Kansas City Southern México. Esta empresa, una de las principales que opera en el puerto, transportaba 250 contenedores por cada tren que partía. Su cálculo refiere que las medidas tomadas por el grupo de maestros ha dejado hasta el momento 28.800 contenedores varados. “Hay una fuerte afectación, no solamente a la carga contenerizada que se queda en el puerto, muchos de los contenedores que estaban en los puntos dentro del país, como Toluca, Ciudad de México, San Luis Potosí o Monterrey no están pudiendo regresar al puerto para ser embarcados”, dice el director de la compañía.

El bloqueo, explica Del Cueto, perjudica por lo menos a 330 familias que viven del transporte de la mercancía y alcanza a la industria automotriz, alimenticia, metalúrgica y petrolera. Una de las grandes afectadas por el corte de las vías ha sido la refinería de Tula, la segunda más grande de Pemex en el país, ubicada en el Estado de Hidalgo. Según reportó la agencia Reuters, la paraestatal ha tenido que recortar la producción en esa planta debido a que alcanzaron su capacidad para almacenar el producto y no tienen dónde ponerlo. “Entendemos que bajaron la producción por no poder mover el combustóleo que se tiene que ir sacando, si no, pues no hay donde almacenarlo”, dice Del Cueto.

Las asociaciones empresariales han alertado al Gobierno federal de millonarias pérdidas por el bloqueo del puerto. El Consejo Coordinador Empresarial, la máxima organización de la inversión privada en el país, exigió a López Obrador en septiembre que ponga fin al corte a través de las fuerzas de seguridad y alertó que la situación afectaba “la imagen internacional y credibilidad de México como socio comercial”. La cámara industrial de Nuevo León estimó que la pérdida económica superaba a finales de septiembre los 3.800 millones de dólares. La administración del puerto ha dicho este jueves en un comunicado que espera que las autoridades pongan atención a las demandas de los manifestantes para no “afectar la economía del país y de sus inversionistas”.

Ante la presión empresarial, López Obrador anunció el 10 de octubre que pasará la nómina de todos los trabajadores educativos de Michoacán al Gobierno federal para aplacar los ánimos. El Ejecutivo estatal había anunciado que este viernes llegaría el dinero adelantado por el presidente y se pagaría lo adeudado a los maestros. Sin embargo, este viernes por la tarde los maestros seguían sin recibir su dinero.

Velázquez, de la CNTE, asegura que si no hay novedades retomarán las medidas de protesta. Fuera de la coordinadora, la agrupación Poder de Base se proclamaba contra los dos gobiernos. “La Cuarta Transformación miente”, dice en comunicados en los que llama a seguir manifestándose. Aun cuando se paguen los salarios, no hay atisbo de solución para la crisis en el segundo puerto más importante de México.

Suscríbase aquí a la newsletter de EL PAÍS México y reciba todas las claves informativas de la actualidad de este país

Sobre la firma

Georgina Zerega

Es reportera en la redacción de México y cubre actualmente la cartera de política. Por ser argentina, también colabora en la cobertura de ese país. Antes de entrar al periódico, trabajó en radio y televisión en Argentina.

Normas

Más información

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS