Reforma energética

López Obrador busca repartir el mercado eléctrico entre el Estado y los privados

El presidente propondrá dividir el mercado nacional pero dará trato preferencial a la empresa federal de electricidad

El presidente Andrés Manuel López Obrador en conferencia de prensa el 14 de julio.
El presidente Andrés Manuel López Obrador en conferencia de prensa el 14 de julio.MEXICO'S PRESIDENCY / Reuters

Como parte de la propuesta que enviará al Congreso mexicano, el presidente Andrés Manuel López Obrador incluirá una previsión que le garantice a la empresa del Estado un 54% del mercado eléctrico nacional, dejando el 46% que resta a empresas privadas, ha dicho el mandatario en conferencia de prensa este miércoles. La propuesta de ley incluirá una reforma constitucional que revierta parte de lo aprobado durante la Administración anterior como modificaciones de la reforma energética que abrió también el mercado de hidrocarburos. “No es desplazar al sector privado, es poner orden porque no se le puede dar el mismo trato a Repsol o a Odebrecht que a la CFE [Comisión Federal de Electricidad]”.

“En general lo que vamos a plantear es que el Estado pueda hacerse cargo del 54% del mercado nacional”, aseguró López Obrador, “ahora la CFE puede aportar el 35% y tiene capacidad para mucho más, pero sus plantas están paradas o subutilizadas porque no les permiten el despacho”. El presidente argumentó que CFE merece trato diferenciado en la ley por ser una empresa “sin fines de lucro”, a pesar de que, por ley, la paraestatal es catalogada una empresa productiva del Estado, la cual genera ganancias a favor del Gobierno Federal.

MÁS INFORMACIÓN

Cuestionado por EL PAÍS sobre el caso en contra de Whitewater Midstream, una empresa estadounidense comercializadora de gas natural que, solo meses después de su fundación, comenzó a ganar contratos multimillonarios con una filial internacional de la CFE, López Obrador ha dicho que: “Estamos encontrando todavía contratos leoninos”. Whitewater informó la semana pasada de que inició un proceso de arbitraje en contra de la CFE por impago. La Comisión, por su parte, aseguró que ya emprende acciones legales, tanto civiles como penales, en contra de la compañía de EE UU.

En el Gobierno anterior “ajustaron el marco legal, para saquear, para robar”, dijo el mandatario. El caso de Whitewater “es parte de lo mismo, lo está viendo el director de la CFE y se va a analizar hasta lo que se pueda hacer legalmente y de acuerdo a nuestras posibilidades”, informó López Obrador durante su habitual conferencia de prensa.

López Obrador acusó que los contratos con Whitewater, así como con otras empresas, se firmaron durante la Administración de Enrique Peña Nieto con “influyentismo” y aseguró que comprometieron a la CFE a comprar gas “de manera exagerada”. “Tenemos que hacernos cargo de contratos que significan el doble del gas que necesita México y que se tienen que pagar, aunque no lo usemos”, apuntó.

Este mes se conoció el fallo de un tribunal de arbitraje internacional con sede en Londres a favor de un consorcio de empresas y en contra de la CFE. La empresa mexicana debe pagar 260 millones de dólares por no garantizar el acceso la obra de la Central Hidroeléctrica Chicoasén II, adjudicada en 2015. López Obrador señaló en conferencia de prensa que, por casos como el de Chicoasén, buscan llegar a acuerdos con directos con las empresas para renegociar los contratos. “Es muy difícil que gane el Gobierno, ante esa situación, hemos optado por buscar acuerdos”, concluyó.

Suscríbase aquí a la newsletter de EL PAÍS México y reciba todas las claves informativas de la actualidad de este país

Archivado En:

Más información

Te puede interesar

Lo más visto en...

Top 50