CIUDAD DE MÉXICO

La policía detiene a un nuevo sospechoso del asesinato de un empresario francés y su socio en Polanco

Baptiste Lormand y Luis Orozco fueron encontrados maniatados y sin vida el pasado noviembre tras salir a cerrar unos negocios de venta de alcohol de alta gama

Empleados de Lormand le rinden homenaje a él y a su socio Orozco, ambos asesinados el pasado noviembre en Ciudad de México.
Empleados de Lormand le rinden homenaje a él y a su socio Orozco, ambos asesinados el pasado noviembre en Ciudad de México.HENRY ROMERO / Reuters

Hay un nuevo detenido por el asesinato de los socios empresarios de Polanco fallecidos el pasado noviembre. Un juez de control vinculó a Mario Alberto “N”, conocido como El Pelón, a proceso. La investigación de la policía científica relaciona al sospechoso con el secuestro y asesinato de Baptiste Lormand y Luis Orozco, dos empresarios de venta de licores de alta gama de uno de los barrios más exclusivos de Ciudad de México. Al detenido se le ha dado prisión preventiva Reclusorio Preventivo Varonil Oriente y las autoridades tienen cinco meses para continuar la investigación.

Más información

La policía ya había detenido a un sospechoso en el caso de Baptiste Lormand y Luis Orozco. Miguel “N”, Arex o Tinoco, fue identificado como presunto líder de un grupo de venta de droga, extorsión y homicidio que operaba al sur de la capital. Fue detenido dos días después del hallazgo de los cuerpos, una inusual celeridad en un país donde hay 95 homicidios al día. Cinco meses más tarde, un nuevo sospecho, Mario Alberto “N”, se añade al caso por su presunta vinculación con el crimen.

Las autoridades detuvieron a otros tres sospechosos el pasado noviembre, a los que localizaron en la colonia del Toro, en la alcaldía de Magdalena Contreras, junto a un lote de alcohol de alto valor como el que vendían las víctimas. Sin embargo, la policía descartó su vinculación al asesinato por solo ser habitantes de la vivienda donde estaban las pruebas.

Lormand era dueño de algunos restaurantes en la exclusiva zona de Polanco, sede de la élite empresarial y financiera de Ciudad de México, entre ellos, Brasserie Le Bouchon. El pasado 26 de noviembre, salió junto a su socio Orozco a vender un lote de alcohol de alta gama valorado. Las cámaras localizaron los vehículos en los que se dirigieron al lugar del encuentro con un posible comprador a las seis de la tarde de ese jueves. A las 19.40 se reunieron en la autopista de Cuernavaca en el kilómetro 22, a la altura de San Andrés Totolpec, donde esperaron 20 minutos a los compradores que llegaron en otros dos vehículos. Hablaron brevemente, volvieron a subirse a los coches y abandonaron el lugar juntos. A pocos kilómetros de allí, hallaron dos días después sus cuerpos maniatados y tirados en una cuneta además de los vehículos en los que viajaban abandonados.

La policía apunta a un asalto para robar el alcohol que vendían mientras que los restauranteros insisten en que fue otro de los casos de extorsión y cobro de piso que sufre la colonia de Polanco, donde el empresario tenía un restaurante. Cuando detuvieron al primer sospechoso, Miguel Ángel “N”, le encontraron con un arma de fuego, droga y una botella de alta gama, “lo que permitió confirmar su posible vinculación con los homicidios”, según afirmó el jefe de policía de la capital Omar García Harfuch entonces. El sospechoso ya había estado en prisión en 2017 por robo calificado y portar armas.

Suscríbase aquí a la newsletter de EL PAÍS México y reciba todas las claves informativas de la actualidad de este país

Archivado En:

Más información

Te puede interesar

Lo más visto en...

Top 50