_
_
_
_

La falta de certificados de calidad retrasa la aplicación de la vacuna de Sinovac en México

El Gobierno anuncia que ya recibió los documentos necesarios, después de que el papeleo provocara que unas 800.000 dosis permanecieran almacenadas durante casi una semana

Elías Camhaji
Llegada Vacunas Covid-19 Sinovac
La remesa de 800.000 dosis de Sinovac para México, el pasado 27 de febrero.Mario Jasso (CUARTOSCURO)

El último lote de 800.000 dosis de la vacuna de Sinovac, el tercero más grande que ha recibido México, ha estado guardado en un almacén durante casi una semana por la falta de los certificados necesarios para comenzar con su distribución. La demora, reconocida este viernes por el Gobierno de Andrés Manuel López Obrador, se dio después de que el fabricante chino priorizara el envío para cumplir con el contrato, pese a que mandarlas sin los documentos provocó que los reguladores mexicanos tuvieran que retrasar su aplicación. Marcelo Ebrard, titular de Exteriores, ha anunciado un par de horas después que ya se cuenta con el papeleo que faltaba y que el reparto comenzará este fin de semana.

El presidente ha descartado que los retrasos pusieran en riesgo las vacunas, recibidas el pasado sábado, y ha agregado que la recepción sin los certificados de calidad se pactó así con el laboratorio chino. “Se requieren 16 aprobaciones que tienen que ver con la calidad de la vacuna y el Gobierno de China”, ha señalado el mandatario, que ha asegurado que la farmacéutica ha cumplido con todos los protocolos de calidad en su cadena de producción. “Se acordó no aplicarlas, pero ellos fueron los que sugirieron esto, nos mandaron ocho de las 16 pruebas en positivo”, ha dicho.

Aunque el envío de los documentos faltantes estaba previsto para este sábado, Ebrard subió ya una captura del certificado de calidad a sus redes sociales. El análisis que presenta Sinovac da cuenta de que el fármaco aprobó las pruebas de esterilidad y dosificación, y que cumple con las especificaciones de China. La vacuna, que utiliza una versión inactivada del coronavirus para la inmunización, no caduca hasta 2024 si se mantiene almacenada en las condiciones adecuadas. Birmex, la empresa del Estado dedicada a la producción y distribución de vacunas en el país, ha sido la encargada del resguardo. De no aprobarse las pruebas, una posibilidad era que los viales tuvieran que regresar a Asia. La Comisión Federal para la Protección contra Riesgos Sanitarios tiene la decisión final sobre los resultados y su aplicación en México.

Las primeras 200.000 dosis de la Coronavac, el nombre comercial del antígeno, se comenzaron a aplicar hace dos semanas en Ecatepec, un municipio a las afueras de Ciudad de México que fue elegido para la vacunación masiva por la alta mortalidad que ha dejado la pandemia y por aglomerar la mayor cantidad de personas en condición de pobreza y pobreza extrema del país, entre otros criterios.

El país tiene un contrato por un total de 10 millones de dosis con Sinovac, ha recibido ya dos millones y espera recibir otros tres millones en marzo, según el último cálculo de las autoridades. Es una vacuna de dos aplicaciones, con la ventaja de que no necesita de una red de ultracongelación como la de Pfizer, aunque con más dudas sobre su eficacia: en los ensayos clínicos en Brasil apenas superó el 50% que exige la Organización Mundial de la Salud. En Turquía, en cambio, su efectividad fue superior al 91%. Los datos cambian conforme se tiene más información sobre las pruebas clínicas y las personas que la han recibido.

López Obrador también ha dicho en su conferencia matutina que Hugo López-Gatell, el portavoz gubernamental para la pandemia, está cerca de recibir el alta médica tras anunciar que se había contagiado el pasado 20 de febrero. Las autoridades han dado información contradictoria sobre la salud de López-Gatell y los tratamientos a los que se ha sometido. Tras varias rectificaciones, se sabe que el subsecretario recibió oxigenación suplementaria y acudió al centro Citibanamex, un hospital de campaña contra la covid, para recibir un antiretroviral como tratamiento. Su equipo ha insistido en que está fuera de peligro. “Está de salida”, ha dicho el presidente.

Los retrasos en la aplicación de Sinovac han cambiado también los planes para avanzar con la estrategia de vacunación. “Las nuevas vacunas de Sinovac que llegaron esta semana ya no nos tocarán, vamos a aplicar la vacuna de Pfizer”, ha dicho Claudia Sheinbaum, la jefa de Gobierno de Ciudad de México. La capital es la zona del país más poblada y afectada por la pandemia en el país, y estaba previsto que este viernes se definiera cuáles serán las próximas alcaldías dónde se aplicará la vacuna. Sheinbaum ha explicado que el anuncio será este sábado. Tres entidades ―Magdalena Contreras, Cuajimalpa y Milpa Alta― ya aplicaron la vacuna de AstraZeneca y otras tres ―Xochimilco, Tláhuac e Iztacalco― empezaron a administrar la Sputnik V. El país ha recibido casi 4,7 millones de dosis contra la covid-19 y ha aplicado casi 2,7 millones a unos dos millones de habitantes, según datos oficiales.

Suscríbase aquí a la newsletter de EL PAÍS México y reciba todas las claves informativas de la actualidad de este país

Regístrate gratis para seguir leyendo

Si tienes cuenta en EL PAÍS, puedes utilizarla para identificarte
_

Sobre la firma

Elías Camhaji
Es reportero en México de EL PAÍS. Se especializa en reportajes en profundidad sobre temas sociales, política internacional y periodismo de investigación. Es licenciado en Ciencia Política y Relaciones Internacionales por el Instituto Tecnológico Autónomo de México y es máster por la Escuela de Periodismo UAM-EL PAÍS.

Más información

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
_
_