Auditoría Superior de la Federación

El extraño caso de las ovejas dobles de David Monreal

La Auditoría Superior de la Federación señala irregularidades en la entrega de animales y otras deficiencias en un programa ganadero que estuvo a cargo del candidato de Morena a la gubernatura de Zacatecas

David Monreal Ávila, en una fotografía publicada en sus redes sociales.
David Monreal Ávila, en una fotografía publicada en sus redes sociales.

En su último informe sobre la revisión de la cuenta pública de 2019, divulgado a finales de febrero, la Auditoría Superior de la Federación (ASF) denunció irregularidades en el programa Crédito Ganadero a la Palabra, una iniciativa de la Secretaría de Agricultura para ayudar a pequeños productores con dinero o en especie. Los auditores señalaron que a 48 beneficiarios del programa les asignaron más de un animal, aunque solo recibieron uno. Además, 108 ovejas aparecen en los registros del programa, adjudicadas a más de un ganadero. En 2019, el coordinador de Ganadería de la dependencia era David Monreal, actual candidato de Morena a la candidatura de Zacatecas.

En suma, las irregularidades mencionadas arriba suponen el desvío de poco menos de cinco millones de pesos (unos 250.000 dólares). Los fiscalizadores señalan sin embargo que la coordinación de Monreal no entregó “documentación comprobatoria de la entrega de apoyos” a beneficiarios por 27,5 millones de pesos (alrededor de 1,3 millones de dólares). A diferencia de las dos primeras, esta última aparece calificada como “solicitud de aclaración”, menos grave que las otras dos, calificadas como pliego de observación.

Más información

Estos datos forman parte de las conclusiones de la auditoría de Cumplimiento Financiero 275-D, centrada en analizar el gasto del dinero. En febrero, la ASF entregó además el informe de una auditoría de desempeño realizada al mismo programa. Ante polémicas como las de los errores que cometieron los auditores en el caso del aeropuerto que impulsó el PRI durante el Gobierno de Enrique Peña Nieto (2012-2018), las auditorías de desempeño se centran en analizar si las políticas públicas son eficientes.

En el caso de Crédito Ganadero a la Palabra, los auditores de desempeño señalaron deficiencias en la implementación del programa. “No se identificó con precisión a la población objetivo; no se estimó el costo total del programa que representa la entrega de los apoyos otorgados y no se definió un mecanismo que asegure la obtención de información para la evaluación de la asignación y aplicación de los apoyos a los beneficiarios, ni se describieron los mecanismos de austeridad para asegurar que la administración de los recursos no fuera excesiva ni costosa”, denuncian los fiscalizadores. “Tampoco se indicaron mecanismos de coordinación entre dependencias y entidades para evitar la duplicidad de apoyos; no se definió la temporalidad en el otorgamiento de los apoyos y no se especificaron los mecanismos para la rendición de cuentas, que permitieran conocer la efectividad del programa”, añaden.

Ante la divulgación de los informes de la ASF, el equipo de David Monreal, que dejó la coordinación de ganadería en octubre del año pasado, emitió un comunicado obviando los señalamientos de la auditoría, diciendo que el ente fiscalizador constataba el buen manejo del funcionario. “Los resultados de la auditoría dejan en claro que el programa Crédito Ganadero a la Palabra cumplió con el objetivo de apoyar a los pequeños productores y mejorar la productividad, por lo que a David Monreal no se le responsabiliza de daño alguno a las finanzas del país”, lee el comunicado.

El programa Crédito Ganadero a la Palabra nació en 2019, como parte de los esfuerzos de la Secretaría de Agricultura para fortalecer el trabajo de pequeños ganaderos en todo el país. Pero pronto llegaron los problemas. Con un presupuesto de 4.000 millones de pesos (200 millones de dólares), la coordinación de Ganadería apenas ejerció 979 millones (casi 50 millones de dólares). Durante 2019 y 2020, beneficiarios del programa en varios estados del país, como Oaxaca o Zacatecas, denunciaron irregularidades, vacas en mal estado, animales adjudicados que luego desaparecían.

Un reportaje de Televisa emitido en octubre del año pasado tomaba precisamente el caso de Zacatecas. Varios ganaderos señalaban que las vacas que habían recibido no servían para criar ni daban leche y en algunos casos venían con enfermedades, que transmitían a los animales que ya tenían. Otro beneficiario denunciaba que las tres vacas que le habían tocado habían desaparecido después de la adjudicación.

Televisa señalaba que el coordinador del programa en Zacatecas, Nemesio Vázquez, había contratado a una empresa de su sobrino como proveedor de los animales en el estado. Cuando los reporteros fueron a la sede de la empresa, encontraron en su lugar un restaurante, propiedad de un expresidente municipal de la ciudad de Zacatecas, Cuauhtémoc Calderón, que había sido coordinador de la campaña de David Monreal a la gubernatura en 2016. Monreal compitió ya entonces bajo las siglas de Morena, pero perdió la elección contra el candidato del PRI, Alejandro Tello.

La vuelta de Monreal a la contienda electoral muestra de nuevo el peso de su apellido en el Estado. Su hermano, Ricardo Monreal, es coordinador de Morena en el Senado. Su otro hermano, Saúl, es el alcalde de Fresnillo, uno de los municipios más grandes de Zacatecas. Las críticas por los presuntos malos manejos de David Monreal en Crédito Ganadero a la Palabra parecen no haber afectado sus aspiraciones. Su candidatura apenas enfrentó resistencias en el partido, a excepción de las denuncias de fraude de su contrincante, José Narro, que criticó irregularidades en la encuesta interna que acabó en su elección como candidato a gobernador.

Suscríbase aquí a la newsletter de EL PAÍS México y reciba todas las claves informativas de la actualidad de este país

Archivado En:

Más información

Te puede interesar

Lo más visto en...

Top 50