La crisis del coronavirus

México recibe dos millones de dosis de la vacuna CanSino contra el coronavirus

Cofepris aprueba el uso de emergencia de las vacunas chinas de CanSino y Sinovac

Un voluntario recibe una dosis de la vacuna de la farmacéutica china CanSino Biologics contra la covid en Oaxaca, México, el pasado 8 de diciembre.
Un voluntario recibe una dosis de la vacuna de la farmacéutica china CanSino Biologics contra la covid en Oaxaca, México, el pasado 8 de diciembre.JORGE LUIS PLATA / Reuters

México ha recibido este jueves el primer cargamento de la vacuna CanSino. Los contenedores refrigerados recién llegados almacenan dos millones de dosis que tienen que ser envasadas en la ciudad de Querétaro antes de poder aplicarse, ha informado Martha Delgado, subsecretaria de Relaciones Exteriores. “Esto permitirá vacunar a amplios sectores de la población”, ha escrito la funcionaria en Twitter. A diferencia de otras vacunas, la de CanSino, de producción china, es de una sola dosis, lo que permite acelerar el ritmo de vacunación. El canciller Marcelo Ebrard ha agradecido al Gobierno chino “por el puntual envío de la sustancia activa”.

El subsecretario de Salud, Hugo López Gatell, anunció este miércoles la aprobación de dos nuevas vacunas para su uso de emergencia en la pandemia contra el coronavirus. Los medicamentos chinos de CanSino y Sinovac han sido autorizadas por la Comisión Federal para la Protección contra Riesgos Sanitarios (Cofepris) y se utilizarán para inmunizar a los adultos mayores, los próximos en recibir la dosis tras el personal médico. López-Gatell ha reconocido que la eficacia de los medicamentos chinos es más baja que las de Pzifer o AstraZeneca, pero ha recordado que los datos son provisionales hasta que se terminen los ensayos clínicos en todos los países donde se está probando la efectividad de las vacunas. “No debemos pensar que ahí se va a quedar la historia. Conforme se acumulen más datos y ocurran más eventos covid, es posible que esto cambie y se tenga una estimación más alta de la eficacia”, ha sentenciado.

México ha aprobado el medicamento de Sinovac, de dos dosis, cinco días después de que China lo autorizara para su uso de emergencia. La compañía farmacéutica china Sinovac Biotech anunció el sábado que esta vacuna se convierte en el segundo prototipo en ser aprobado para combatir la pandemia por su eficacia. “Catorce días después de la vacunación de las dos dosis, la tasa de eficiencia cumple con los estándares de la Organización Mundial de la Salud (OMS) y las directrices de evaluación clínica de vacunas preventivas para la enfermedad de COVID-19 emitidas por la Administración Nacional de Productos Médicos”, aseguró Sinovac a través de un comunicado publicado en su página web.

Los ensayos clínicos de fase 3 de Sinovac dejaron distintas tasas de efectividad. Las pruebas realizadas en Turquía arrojaron una efectividad del 91,25 %, los datos proporcionados por Indonesia apuntaron a un 65,3%, y Brasil rebajó al 50,4% el dato una semana después de haber anunciado un 78%. Para ello, el laboratorio empleó una de las técnicas más tradicionales en la producción de vacunas: virus inactivos. El mismo método que se ha empleado en el desarrollo de medicamentos contra otras enfermedades, como la gripe aviar, o que aún utiliza mundialmente contra la polio o la gripe. El virus inactivo se inocula en el paciente para que su cuerpo comience a generar anticuerpos.

Por su lado, la vacuna experimental de CanSino, denominada Ad5-nCoV, utiliza otro virus —un adenovirus del resfriado común— para introducir en las células humanas información genética del nuevo coronavirus, con las instrucciones para fabricar solo algunas de sus proteínas virales y generar una respuesta inmune sin riesgo de padecer la enfermedad. Los ensayos clínicos empezaron entre militares del ejército chino. “Los datos han demostrado que una inyección de dosis única en el candidato puede inducir una respuesta inmunitaria humoral y celular equilibrada. En agosto, se convirtió en la primera vacuna patentada para combatir la covid-19 en China”, indicaba el documento de la empresa.

Entre 10.000 y 15.000 personas en México participaron en las pruebas de la vacuna de CanSino, en las que están depositadas gran parte de las esperanzas del país al ser la única del abanico de opciones disponibles que solo necesita una aplicación. El Gobierno espera poder inmunizar hasta 35 millones de mexicanos. Unas 20 millones de dosis están programadas para ser recibidas en el primer semestre del año próximo y está previsto que los lotes más grandes lleguen entre julio y septiembre de 2021, con tres entregas mensuales de 5,6 millones de inyecciones.

Faisal Sultan, médico especialista en Enfermedades Infecciosas que actúa como asesor especial de Imran Khan, primer Ministro de Pakistán —uno de los países donde se lleva cabo los últimos ensayos de CanSino—, aseguró en sus redes sociales que la vacuna es efectiva y segura. “El análisis intermedio del Comité Independiente de Seguimiento de Datos muestra una eficacia del 65,7% en la prevención de casos sintomáticos y del 90,98% en la prevención de enfermedades graves”, escribió el pasado lunes en Twitter. “En el subconjunto de Pakistán, la eficacia en la prevención de casos sintomáticos es del 74,8% y del 100% en la prevención de enfermedades graves”, añadió antes de informar de que no se reportaron reacciones adversas graves en el estudio.

Ambos medicamentos chinos se convierten en la cuarta y quinta vacuna aprobada en México para inmunizar a los mayores de 60 años, quienes empezarán a ser vacunados contra el coronavirus a finales de esta semana. El presidente Andrés Manuel López Obrador, ha adelantado en su conferencia matutina que se espera para el próximo domingo 14 de febrero un envío de 870.000 dosis de la vacuna de AstraZeneca desde la India, que se destinará de forma prioritaria a inmunizar a adultos mayores y a maestros. El país también tiene previsto que el suministro de vacunas de Pfizer se reanude a partir del 15 de febrero y que ese lote se utilice para que alrededor de 620.000 trabajadores sanitarios reciban una segunda dosis, necesaria para completar su inmunización.

México ha conseguido disminuir el avance del virus, que alcanzó en enero su peor momento en casi un año. Las autoridades afirmaron este miércoles se han reducido en un 30% los casos activos hasta llegar a los 67.536 registrados. En total, hay 84.592 personas vacunadas, pero el plan de vacunación avanza de forma lenta ante los retrasos en las llegadas de las dosis.

Suscríbase aquí a la newsletter de EL PAÍS México y reciba todas las claves informativas de la actualidad de este país

Archivado En:

Te puede interesar

Lo más visto en...

Top 50