Un juez pide la captura de Roberto Sandoval, el exgobernador de Nayarit vinculado con el narco

El exmandatario estatal del PRI está prófugo y es investigado por delitos de malversación de fondos y ejercicio indebido de funciones

El exgobernador de Nayarit en búsqueda y captura, Roberto Sandoval, en una foto de 2017.
El exgobernador de Nayarit en búsqueda y captura, Roberto Sandoval, en una foto de 2017.

Un juez de control ha emitido una orden de aprehensión para el exgobernador de Nayarit, Roberto Sandoval. La fiscalía local ha informado este viernes que se le investiga por “probables delitos de peculado y ejercicio indebido de funciones” vinculados a un fondo de inversión para empresas sociales. El prófugo en búsqueda y captura ya no se encuentra en Nayarit, según las autoridades locales. “En los últimos días estuvo en los Estados de Jalisco y Nuevo León, además de que presuntivamente el objetivo prioritario ya tiene conocimiento o sospecha de la orden de aprehensión en su contra”, han informado en un comunicado. Durante el mandato de Sandoval, de 2011 a 2017, Nayarit sufrió un Gobierno bajo la sombra de torturas, secuestros y desapariciones. Su fiscal, Edgar Veytia, fue detenido en 2017 y extraditado a Estados Unidos por pertenecer a una red de tráfico de drogas.

Más información

La Fiscalía de Nayarit ha informado de que en los próximos días concluirá la investigación de “diversas carpetas” relacionadas con el exgobernador, quien se enfrenta a 20 años de prisión, inhabilitación y una indemnización de 20 millones de pesos (casi un millón de dólares) que servirá para reparar parte del daño causado en su Estado. Las autoridades han indicado en Twitter que han reiterado "el aseguramiento de los inmuebles, que tiene a su nombre el imputado, del cual se condujo como dueño y de los que se acreditó como destinatario final aunque estén a nombre de testaferros”. Los mismos serán entregados a la hacienda pública y al pueblo de Nayarit como “reparación del daño”.

En la Comisión de la Verdad, un colectivo de denuncia de vecinos, están de fiesta. Ellos pusieron las tres denuncias en 2017 contra Sandoval y su equipo ante la fiscalía. Rodrigo González Barrios, el presidente de la comisión, ha señalado que todo se desbloqueó a raíz de la detención del exsecretario de la Defensa Nacional durante el Gobierno de Enrique Peña Nieto, Salvador Cienfuegos. “Fue detenido por recibir sobornos de un grupo criminal en los que intervino Edgar Veytia”, ha subrayado. En consecuencia, la presidencia de México inició una avalancha de investigaciones, ya que la Fiscalía local de Nayarit no avanzaba con las denuncias de la Comisión. En paralelo, el periodista Daniel Lizárraga publicó que Sandoval se había reunido dos veces con la DEA. “Teníamos un vídeo de hace menos de dos años donde Roberto dijo que estaba participando en una investigación conjunta con EE UU. Realmente estaba buscando dar nombres para salvarse”, ha explicado González.

La primera denuncia que interpuso la Comisión de la Verdad contra Sandoval fue por enriquecimiento ilícito. Sandoval presumía de su estilo de vida ante la prensa, con visitas privadas a su lujoso rancho de 17 hectáreas, su criadero de yeguas de raza y sus cabezas de ganado. Fue uno de los cinco gobernadores mexicanos que no transparentaron sus posesiones en declaraciones patrimoniales. La segunda denuncia fue por cohecho. González sostiene que el exmandatario entregó una auditoría y gracias a ello pudo avalar gastos por más de 60.000 millones de pesos. Y la última por amenazas a la Comisión. “Ocho días antes de salir [de su mandato], el gobernador nos dijo que éramos la comisión del odio y que, aunque no podía hacer nada en ese momento, que nos las íbamos a ver con él. Yo ya tuve dos atentados contra mi vida”, narra González.

La Comisión de la Verdad va a alentar a miles de familias a denunciar los abusos sufridos por Sandoval en su mandato. “Tenemos más de 1.000 desaparecidos, extorsiones, secuestros...”, ha lamentado su presidente. El colectivo se encuentra en medio de dos juicios para demostrar que los fiscales de Sandoval ordenaban los secuestros de civiles y los torturaban en la fiscalía. “El exfiscal, junto a civiles de su grupo, secuestraban y torturaban hasta que pagaban, si no tenían efectivo tenían que pagar con propiedades”, relata González.

Sandoval gobernó Nayarit, un Estado entre Sinaloa y Jalisco, guaridas de los dos grandes carteles que controlan el tráfico internacional de drogas en México. El Estado norteño es además la puerta de entrada al célebre triángulo dorado, una enorme red de campos de cultivo dedicados a la amapola. Jalisco es la morada del Cartel Jalisco Nueva Generación, CJNG, la organización que le disputa la supremacía a los viejos socios de El Chapo. EE UU impidió la entrada a Sandoval por su posible relación con estos grupos militares y le congelaron las cuentas. La orden para su arresto en México no menciona narcotráfico, pero González confía en que sea el hilo del que salgan más investigaciones relacionadas con organizaciones criminales. “Tenga usted la certeza de que seguramente que a partir de nuestras investigaciones salga todo, porque Sandoval primero estuvo con los ‘H' [la organización con la que han sido vinculados el general Cienfuegos y el exfiscal Veytia]. Sandoval los traicionó y luego se amparó en el cartel de las cuatro letras”, ha expresado González Barrios con tono optimista.

Archivado En:

Más información

Te puede interesar

Lo más visto en...

Top 50