Un ministro del Supremo mexicano propone declarar inconstitucional la consulta para juzgar a los expresidentes

Luis María Aguilar señala que es obligación del Estado perseguir delitos a raíz de la propuesta del presidente López Obrador. El proyecto será discutido el 1 de octubre

Un ciudadano sostiene imágenes de ex presidentes frente al Palacio Nacional durante la recolección de firmas para enjuiciarlos.
Un ciudadano sostiene imágenes de ex presidentes frente al Palacio Nacional durante la recolección de firmas para enjuiciarlos.Moisés Pablo (Cuartoscuro)

El ministro del Supremo mexicano Luis María Aguilar ha presentado este jueves un proyecto en el que considera que la consulta popular para someter a investigación y juicio a cinco expresidentes de México es inconstitucional porque viola los derechos humanos de los investigados y de las víctimas. La propuesta hecha por el presidente, Andrés Manuel López Obrador, será debatida el próximo 1 de octubre en el pleno de la Suprema Corte de Justicia de la Nación (SCJN), donde los 11 ministros que la componen discutirán, a partir de la propuesta de Aguilar, si la consulta sigue adelante o no.

Descargable
Lea el proyecto del Supremo mexicano

El proyecto de Aguilar señala que el Estado mexicano está obligado a investigar los delitos, a través de las instituciones judiciales, sin poner a debate público la pertinencia de la búsqueda de justicia. “El objeto de la consulta popular solicitada es inconstitucional desde su origen pues las obligaciones de las autoridades de investigar, perseguir y sancionar los hechos delictivos no pueden disociarse de los derechos de los que las personas gozan de acceder a la justicia pronta, completa e imparcial, al debido proceso y, en general, al correcto funcionamiento de las instituciones del Estado mexicano”, señala el texto redactado por el ministro.

López Obrador comenzó el 15 de septiembre el proceso legal para llevar ante los tribunales a Carlos Salinas de Gortari, Ernesto Zedillo, Vicente Fox, Felipe Calderón y Enrique Peña Nieto. El proceso implica un análisis por parte del Supremo mexicano sobre la pertinencia de la consulta, según las reglas determinadas desde la Constitución, así como un estudio sobre la pregunta que encabezaría el plebiscito. El ministro Aguilar ha recibido con dureza los argumentos planteados por el presidente mexicano para defender la consulta y los ha definido como un “concierto de inconstitucionalidades”.

“La consulta popular no puede tener como efecto perpetuar las violaciones a los derechos humanos mediante la denegación de justicia, lo que significaría un atentado contra la propia Constitución”, añade Aguilar. Además, ha explicado que el planteamiento de la pregunta va “contra los pilares de la democracia mexicana” porque supone cambiar la forma en la que funciona el Gobierno mexicano y contradice a la Constitución. El texto de 43 páginas desmenuza cada uno de los puntos propuestos por López Obrador.

El presidente mexicano ha dicho, en su conferencia matutina, que el diagnóstico de Aguilar es similar al que el expresidente Felipe Calderón argumentó recientemente, pero aseguró que esperará la decisión de la Corte en los próximos días. “Yo considero que no existe alguna violación a derechos humanos, a las garantías de los ciudadanos, porque en el caso de que se lleven a cabo estos juicios, los tiene que hacer la autoridad competente en el marco de la legalidad”, dijo.

Sobre la firma

Sonia Corona

Es la jefa de la redacción de EL PAÍS en México. Cubre temas de Política, Economía, Tecnología y Medio Ambiente. Fue enviada especial para las elecciones presidenciales de 2020 en EE UU. Trabajó en Reforma y El Huffington Post. Es licenciada en Comunicación por la Universidad de las Américas Puebla y Máster de Periodismo UAM-EL PAÍS.

Normas

Más información

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS