Un juez federal ordena la captura por tortura de uno de los hombres más cercanos a García Luna

El fugitivo, Luis Cárdenas Palomino, también buscado por Estados Unidos, fue director de Seguridad Regional en los gobiernos panistas

Luis Cárdenas Palomino, durante una conferencia de prensa cuando fue jefe de la división de seguridad regional de la Secretaría de Seguridad Pública.
Luis Cárdenas Palomino, durante una conferencia de prensa cuando fue jefe de la división de seguridad regional de la Secretaría de Seguridad Pública.Saúl López / cuartoscuro

El juez federal Guillermo Francisco Urbina Tanús ha emitido una orden de captura contra Luis Cárdenas Palomino, que fue director de Seguridad Regional de la Policía Federal y mano derecha del exsecretario de Seguridad Genaro García Luna, este último, preso en Estados Unidos a la espera de un juicio por delincuencia organizada. Se busca a Cárdenas Palomino por ordenar y participar en la tortura de cuatro personas en 2012, entre ellos Mario Vallarta, por un antiguo caso de falsa detención de una banda de presuntos secuestradores conocida como Los Zodiacos. El mando policial también fue jefe del grupo de secuestros de la antigua Procuraduría General de la República en el gobierno panista de Felipe Calderón.

El fugitivo trabajó además en la gran unidad antidrogra creada en aquellos años a las órdenes del secretario de Seguridad Pública García Luna. Estados Unidos detuvo a García Luna el año pasado acusado de recibir sobornos del cártel de Sinaloa a cambio de facilitar el envío de drogas al vecino del norte y espera audiencia este 7 de octubre. Cárdenas Palomino era su mano derecha pero hay otra docena de agentes a sus órdenes implicados en la tortura. Los dos cabecillas ocuparon los puestos más relevantes de la seguridad del país en los gobiernos de Vicente Fox y Felipe Calderón, entre 2000 y 2012.

Mario Vallarta, de cuya tortura se acusa a Cárdenas Palomino, fue uno de los protagonistas de un caso que ocasionó un incidente diplomático entre Francia y México en 2005. Aquel año, las autoridades de seguridad mexicanas presentaron la detención del grupo secuestrador Los Zodiacos, al que pertenecía Israel Vallarta y la francesa Florence Cassez. Las imágenes que se mostraron no eran más que un montaje lleno de misterios por resolver, contradicciones y prácticas criminales que dieron origen a decenas de trabajos periodísticos incluso a una documentada obra literaria del escritor Jorge Vopi, Una novela criminal, que consiguió el premio Alfaguara en 2018.

La francesa fue liberada tras aquella enredada trama policial y el consiguiente conflicto diplomático, pero las torturas contra el hermano de Israel, Mario, y otros familiares y cercanos al caso fueron reales y alcanzan de nuevo la actualidad periodística al dictarse captura para Cárdenas Palomino. La fiscalía estadounidense también busca a Cárdenas Palomino y Ramón Pequeño como estrechos colaboradores de García Luna en la trama de sobornos millonarios al cártel de Sinaloa a cambio de mirar para otro lado o facilitar sus actividades de narcotráfico.

Las diversas imputaciones judiciales contra estos responsables de la policía federal ilustran la corrupción en diferentes campos que se extendía como una mancha de grasa por los cuerpos de seguridad de los gobiernos panistas, que impedía determinar quién era el corrupto y el corrompido, el guardián y el delincuente.

Más información

Lo más visto en...

Top 50