Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Dimite el primer ministro de Haití tras protestas por la subida del combustible

Jack Guy Lafontant ha dejado su cargo en una sesión en la Cámara de Diputados convocado por los parlamentarios que exigían su salida del poder

El primer ministro de Haití Jack Guy Lafontant durante su comparecencia.
El primer ministro de Haití Jack Guy Lafontant durante su comparecencia. AFP

El primer ministro de Haití, Jack Guy Lafontant, dimitió este sábado de su cargo durante la sesión de la Cámara de Diputados celebrada para decidir si se le retiraba el voto de confianza. La sesión fue convocada tras la crisis desatada en el país por las violentas protestas registradas el pasado fin de semana ante del anuncio de un alza en el precio del combustible, que el Gobierno dejó sin efecto.

"Antes de venir aquí, presenté mi renuncia al Presidente de la República. (...) El Presidente de la República aceptó mi renuncia y, como les digo, estoy al servicio de la República", ha declarado Lafontant, una semana después de que una ola de violencia hubiera sumido al país en la incertidumbre.

El pasado 6 de julio el Gobierno anunció aumentos de entre un 37 y un 50% en los precios de los combustibles en este empobrecido país, donde más de la mitad de su población vive con menos de 2 dólares al día.

La subida del coste de los combustibles, entre ellos, el queroseno, muy utilizado para alumbrar las casas haitianas de amplios sectores de la población con escaso poder adquisitivo, desató violentos disturbios callejeros, en los que varias personas murieron. La situación obligó un día después al Gobierno dejar sin efecto la medida, que fue producto de un acuerdo firmado con el Fondo Monetario Internacional (FMI).

Un hombre carga a un menor en una carretilla cerca a una barricada en Puerto Príncipe (Haití) el lunes 9 de julio.
Un hombre carga a un menor en una carretilla cerca a una barricada en Puerto Príncipe (Haití) el lunes 9 de julio. EFE

El FMI dijo el jueves pasado que esperaba que Haití creara un plan de reforma que incluyera una reducción gradual de los subsidios a los combustibles, ya que, a su juicio, estas ayudas benefician de manera desproporcionada a los más adinerados. Durante una conferencia de prensa en Washington, el portavoz del FMI, Gerry Rice, afirmó que la eliminación de los subsidios permitiría al Gobierno liberar fondos para financiar proyectos a favor de los más desposeídos. Por su parte, el Consejo de Seguridad de la ONU condenó la violencia desatada durante los últimos días en Haití e hizo un llamamiento a la calma y la contención a todas las partes.

La gestión del primer ministro llevaba tiempo siendo cuestionada y, unos días antes del inicio de las violentas manifestaciones, fue convocado por los diputados para analizar el destino de su Gobierno, pero él no acudió a la sesión.

Tras los disturbios, sectores de la oposición y del empresariado local e, incluso, del propio oficialismo, reclamaron la renuncia del primer ministro, quien ha terminado renunciando a su puesto este sábado pese a que hasta ahora no había dado signos de tener intención de hacerlo.