Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Los delitos de abusos sexuales contra menores no prescribirán en Chile

El presidente, Sebastián Piñera, anuncia el envío de una indicación al Parlamento, después del asesinato por violación de Ámbar, de un año

Piñera Ambar
El presidente de Chile, Sebastián Piñera, tras el anuncio. EFE

A cinco días del asesinato por violación de una niña de un año, Ámbar, el presidente chileno, Sebastián Piñera, ha anunciado este jueves en La Moneda una decisión drástica. Su Gobierno enviará con suma urgencia al Parlamento una indicación para que los delitos de abusos sexuales contra menores no prescriban, lo que será apoyado de forma unánime por todos los grupos políticos. Es un anuncio histórico para un país donde cada año se denuncian al menos 11.000 abusos contra menores de 14 años.

Los activistas llevaban adelante una larga cruzada para que Chile tomara el camino de países como Reino Unido, Australia, Nueva Zelanda, Argentina, Suiza y algunos Estados de Canadá, México y Estados Unidos. "Es un regalo para el país", señaló en la ceremonia el médico James Hamilton, una de las víctimas del sacerdote Fernando Karadima, el caso de abusos en la Iglesia católica que marcó la visita del Papa en enero.

La legislación chilena contempla un plazo de 10 años para investigar este tipo de delitos. Pero los especialistas y víctimas señalan que quienes fueron abusados siendo menores ven limitado o impedido su derecho a Justicia al existir determinados límites. "Hay víctimas que logran hablar a los 40, 60, 80 años. No puede negarse a priori esa voz y su denuncia", escribía hace unos días la sicóloga Vinka Jackson, una de las principales promotoras de esta cruzada y especialista en la prevención de abusos contra niños y niñas y su tratamiento. "Es una enorme emoción", escribió Jackson luego del discurso de Piñera.

Todo indicaba que en su anuncio, Piñera intentaría pedir que en Chile se aumentara de 10 a 30 años el plazo para investigar este tipo de delitos. Pero en una decisión personal del presidente, que asumió el pasado 11 de marzo su segundo periodo, sorprendió con la imprescriptibilidad total. El mandatario habló de que los plazos actuales son "totalmente insuficientes" y que toma la decisión "después de una larga y profunda reflexión".

Además, recordó que su Administración busca una profunda reforma al sistema de protección que el Estado ofrece a la infancia vulnerable, para lo que busca llegar a un acuerdo amplio con todas las fuerzas políticas. "Nuestro compromiso con nuestros niños no solamente está en el corazón de las prioridades, sino que también está en el alma y compromete nuestra voluntad", agregó Piñera.

El mandatario recordó el caso de Ámbar, que por orden de los tribunales estaba al cuidado de su tía biológica y su pareja, formalizado por violación y asesinato de la niña cuyo funeral se realizó este jueves en la localidad de Los Andes, a unos 80 kilómetros de Santiago. Pero Piñera también recordó el caso de Sophie, una niña de un año y 11 meses que murió en enero pasado luego de los abusos y malos tratos de su propio padre en Puerto Montt, en el sur del país.

Más información