Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra

Hallada una familia calcinada en Guerrero

Las autoridades encontraron casquillos de bala y paquetes de marihuana a un kilómetro de donde estaban los cadáveres de tres hombres y dos mujeres

Olinalá
Un militar en Guerrero. Cuartoscuro

Una familia fue asesinada a tiros y después calcinada en el Estado de Guerrero, al sur de México. Las autoridades han confirmado este miércoles que se trata de tres hombres y dos mujeres. A un kilómetro de donde se encontraron los cadáveres se halló una camioneta abandonada, cinco casquillos de bala y 34 paquetes de marihuana, ha informado la fiscalía. 

Los hechos se produjeron el pasado lunes en la carretera de Temalacatzingo a Ayotzingo, a la altura del municipio de Olinalá. Ese tramo se encuentra en la región de La Montaña, una de las más marginadas de Guerrero, que es, a su vez, uno de los Estados que más ha sufrido el embate de la violencia en México en los últimos años.

La Fiscalía estatal ha omitido los apellidos de las víctimas, pero las ha identificado como Adelfo, de 50 años; Aristeo, de 38; Fernando, de 21; Elizabeth, de 24, y Silvia, de 40. La familia era originaria del vecino Estado de Morelos y había salido a Guerrero el domingo para acudir a una fiesta en La Montaña.

Las autoridades aún intentan determinar si el asesinato está relacionado con el crimen organizado y el trasiego de drogas en esa zona de Guerrero, caracterizada por el cultivo de amapola. La fiscalía no ha detallado cuál es la relación entre el vehículo abandonado a un kilómetro de la escena del crimen ni de otra camioneta que también había sido dejada a 40 metros del sitio donde se cometió el asesinato.

Las investigaciones apuntan a que los casquillos de bala corresponden a una pistola nueve milímetros, que se utilizó para acabar con las víctimas antes de quemarlas. Los cadáveres fueron trasladados a Chilpancingo, la capital del Estado, en donde se practicarán las autopsias para corroborar esta hipótesis y encontrar pistas para dar con los responsables.

En Guerrero ha habido 1.924 homicidios dolosos entre enero y octubre de este año, según datos del Sistema Nacional de Seguridad Pública. 1.287 se cometieron con arma de fuego. A nivel nacional, octubre ha sido el mes con más asesinatos en los últimos 20 años. El país registró 23.968 asesinatos en los primeros 10 meses de 2017, mientras que en los últimos días han sido asesinados el ombudsman de Baja California Sur, Silvestre de la Toba, y el vicepresidente de Televisa, Adolfo Lagos, y Santana Cruz, el alcalde electo de Hidalgotitlán, en Veracruz. De mantenerse esta tendencia, las cifras de e 2017 superarían las de los peores años de la guerra contra el narco.

Más información