Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

5 claves para atraer inversionistas extranjeros

Una encuesta recoge las opiniones de 754 ejecutivos de corporaciones internacionales con inversiones en países en desarrollo

Vista del puerto de Veracruz.
Vista del puerto de Veracruz.

Cuando hablamos de inversiones extranjeras, siempre nos preguntamos cuáles son los factores que influyen en las decisiones de las grandes corporaciones para destinar sus fondos a un determinado país. Para las naciones en desarrollo, incluida América Latina y el Caribe, las inversiones extranjeras directas (IED) representan la principal fuente de financiación externa por encima de las remesas o la ayuda internacional.

En 2016, más del 40% de los casi 1,75 billones de dólares en flujos mundiales de IED se destinó a países en desarrollo. De ese monto, la región de América Latina y el Caribe recibió aproximadamente la décima parte, según la CEPAL. Pero más allá de proporcionar el capital privado que tanto necesitan los países, estos fondos vienen acompañados de conocimientos técnicos, habilidades gerenciales y de organización, así como la posibilidad de abrir las puertas a los mercados internacionales.

Una encuesta reciente realizada por el Banco Mundial a más de 750 ejecutivos reveló qué es lo que más preocupa y lo que más atrae a las grandes corporaciones globales a la hora de tomar decisiones de invertir en un país. Los hallazgos fueron publicados en el Global Investment Competitiveness Report 2017–2018 (Informe mundial sobre competitividad para atraer inversiones 2017-2018), el primero de una serie que se publicará cada dos años y donde se analizan los elementos que impulsan la competitividad de los países en desarrollo al momento de atraer inversiones.

Estos son los cinco principales hallazgos de la encuesta realizada a través de entrevistas a 754 altos representantes de corporaciones multinacionales con inversiones en países en desarrollo:

1. Los estímulos cuentan

Los inversionistas que buscan destinos competitivos a nivel internacional y plataformas potenciales de exportación valoran los vínculos, incentivos, acuerdos comerciales y servicios de agencias de promoción de inversiones. Los incentivos, como reducción o eliminación de impuestos a los negocios, son importantes para el 64% de los inversionistas extranjeros enfocados en la eficiencia del destino de los fondos. Alrededor de cuatro de cada cinco inversionistas encuestados calificaron la transparencia y la previsibilidad de la conducta de las agencias públicas -y la facilidad para hacer negocios- como determinantes importantes de sus decisiones. Esto no es sorprendente, ya que muchos países en desarrollo tienen burocracias ineficientes, regulaciones opacas, procedimientos complejos y altos costos de transacción, lo que puede socavar su competitividad. Más de un tercio de los inversores los califica como factores muy importantes o posibles detonantes para poner fin a acuerdos establecidos. “La previsibilidad y la eficiencia son ingredientes esenciales de una interacción sólida y sostenida entre las multinacionales y los gobiernos anfitriones, que abarca tanto las propias reglamentaciones como su implementación”, señala el reporte.

2. Eliminar barreras

Más de un tercio de los inversionistas reinvierten todas sus ganancias en el país de acogida. Valoran más las políticas que les ayudan a expandir sus negocios que solo las políticas utilizadas por los gobiernos para atraerlos. La simplificación regulatoria, la eliminación de barreras a la entrada de inversiones y el abordar las limitaciones de infraestructura (por ejemplo, acceso a electricidad y transporte) se encuentran entre las señales más importantes de generación de confianza que pueden producir resultados rápidos y desencadenar una respuesta del sector privado.

3. Más garantías

Las garantías de protección de inversiones son fundamentales para retener y ampliar los flujos a largo plazo en todos los tipos de IED. Más del 90 por ciento de los consultados calificaron varios tipos de protecciones legales como importantes o clave, en lo que fue la nota más alta entre todos los factores incluidos en la encuesta. Estas garantías incluyen la capacidad de transferir dinero dentro y fuera del país, la existencia de protecciones legales contra la expropiación, el incumplimiento de contrato y la conducta no transparente o arbitraria del gobierno. Según reveló la encuesta, el 81 por ciento de los inversionistas califica las protecciones legales del país como un aspecto clave, mientras que el 51 por ciento considera que los tratados bilaterales de inversión son de gran importancia en sus decisiones de inversión.

4. Apoyo local

Los inversores valoran la capacidad, las habilidades y conocimientos de los proveedores locales, pero también encuentran que el apoyo del gobierno en dar información sobre la disponibilidad de estos proveedores es importante. En la medida que los inversionistas extranjeros obtienen aproximadamente el 43 por ciento de sus insumos de producción a nivel local, los contratos con proveedores y los vínculos con empresas locales tienen también el potencial de generar beneficios significativos para el sector privado del país.

 5. Eliminar la incertidumbre

Para casi el 30 por ciento de los inversionistas que experimentaron el cierre de una filial en un país en desarrollo, había razones que, de resolverse, podían haber evitado el fin de la inversión, tales como condiciones macroeconómicas inestables y una mayor incertidumbre política y regulatoria. Más de las tres cuartas partes de los inversores encuestados en este informe encontraron algún tipo de riesgo político en sus proyectos de inversión en países en desarrollo. En casos severos, como la expropiación, aproximadamente la mitad de los inversionistas cancelaron una inversión planificada o retiraron una existente. Una cuarta parte de los empresarios extranjeros que experimentaron interrupciones cancelaron o retiraron sus fondos. Aunque los casos graves son poco frecuentes -alrededor del 13 por ciento por incumplimiento de contrato y un 5 por ciento por expropiación-, cuando suceden tienen un gran impacto negativo.

María José González Rivas es editora online del Banco Mundial

Más información