Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

¿A quién votaría Perón? La campaña argentina regresa al pasado

Kirchner y el candidato de Macri se preguntan a quién respaldaría el general, fallecido en 1974

Cristina Fernández de Kircher en un acto de campaña en el estadio de Racing.
Cristina Fernández de Kircher en un acto de campaña en el estadio de Racing. AFP

Pocos países del mundo viven tan pendientes del pasado como Argentina. El nivel de detalle que un argentino medio tiene sobre los avatares de su país en el siglo XX descoloca a todos los extranjeros. Esa pasión por el pasado, que para muchos analistas es uno de los grandes problemas de Argentina, porque le impide mirar adelante, ha llegado a la recta final de la campaña electoral de una forma inaudita. Cristina Fernández de Kirchner y Esteban Bullrich, el candidato de Mauricio Macri se han enzarzado en una batalla para ver a quién habría votado Juan Domingo Perón si el general estuviera vivo hoy.

El fundador del peronismo murió en 1974 como presidente, un año después de ganar las elecciones tras 18 años en el exilio, acogido en Madrid por Francisco Franco. El mundo y Argentina han cambiado mucho en 43 años. Pero la figura de Perón sigue siendo tan relevante que la discusión sobre su hipotético voto es el centro del final de la campaña, que termina el jueves para abrir paso a la votación del domingo.

"Si estuvieran aquí, Evita votaría a Cristina y Perón a Taiana. Y los dos juntos, a Unidad Ciudadana", clamó Fernández de Kirchner ante 50.000 enfervorecidos seguidores que llenaron el estadio de Racing, en el corazón del conurbano. La frase no es casual. Kirchner, que va por detrás en las encuestas, está buscando el voto peronista clásico. 71 años después de la primera victoria electoral de Perón, este movimiento sigue marcando el 60% de los votos en Argentina.

Mauricio Macri puede gobernar porque el peronismo está dividido y porque él mismo ha fichado a destacados peronistas y se ha llevado una parte de ese voto. De hecho, el presidente inauguró una estatua de Perón en Buenos Aires, un anatema para muchos antiperonistas que votan a Macri, y reivindica en sus discursos al "último Perón", esto es el más liberal, enfrentado con el a la izquierda de su partido.

Bullrich, que pertenece a una de las familias com más abolengo de Argentina, entró rápidamente al trapo para disputarle a Cristina Kirchner la figura de Perón. "Creo que el Perón del 73, ese que que decía que para un argentino no hay nada mejor que otro argentino, votaría a aquellos que están queriendo unir a los argentinos y no dividirlos", dijo Bullrich.

El momento en que este debate se produce tampoco es casual. Llega justo el 17 de octubre, el llamado "día de la lealtad" de los peronistas, que conmemora el día de 1945 en que miles de obreros se movilizaron para exigir la liberación de Perón, que sería excarcelado y ganaría las elecciones.

"El Perón del 46, que llegó para construir la justicia social y que no hubiera pobreza en la Argentina, no votaría a aquellos que dejaron uno de cada tres argentinos en la pobreza. Se viviera, seguramente votaría la lista de Cambiemos", remató Bullrich para pegar a los Kirchner en su punto más débil, la pobreza que dejaron al abandonar el Gobierno en 2015.

El remate lo puso Luis D'Elía, un dirigente social que fue importante durante el kirchnerismo y que ahora ha sido apartado por la expresidenta porque da mala imagen y le puede hacer perder votos. "Si Evita y Perón vivieran no te quepa la menor duda que serían ellos los candidatos", contestó.

43 años después, las figuras clave de la historia reciente argentina siguen marcando todo, tanto que parece que los candidatos fueran ellos. "Los argentinos idolatramos el pasado, tenemos que dejar de repetirlo", sentenciaba el filósofo Santiago Kovadloff en una entrevista con EL PAÍS. Será si acaso después de las elecciones, porque en campaña el pasado todavía juega fuerte.

Más información