Selecciona Edición
Selecciona Edición
Tamaño letra

Atacada con cócteles molotov la Embajada española en Caracas

El embajador Jesús Silva asegura a EL PAÍS que no hubo daños y que las autoridades venezolanas están cooperando

El embajador español en Venezuela, Jesús Silva (derecha), con el presidente de la Asamblea Nacional, Julio Borges.

Dos personas que viajaban en una motocicleta arrojaron la tarde de este jueves tres artefactos incendiarios de fabricación casera contra la fachada de la Embajada de España en Caracas, ubicada en la avenida de Mohedano de La Castellana, un barrio comercial y de clase alta del este de la capital venezolana. Solo uno de los artefactos hizo explosión y el fuego fue controlado con rapidez por el personal de vigilancia. La Fiscalía de Venezuela ha anunciado la designación del fiscal 54 Nacional, Dilcio Cordero, para investigar el ataque con cócteles molotov.

El embajador Jesús Silva aseguró a EL PAÍS en comunicación telefónica que no hubo daños y que las autoridades venezolanas están cooperando con la legación diplomática. “Hemos informado del hecho al ministerio de Relaciones Exteriores”, dijo.

En el lugar se presentaron detectives del Cuerpo de Investigaciones Científicas, Penales y Criminalísticas (CICPC, policía auxiliar de la fiscalía) para recolectar pruebas e indicios que permitan determinar responsabilidades por el ataque.

Venezuela y España han mantenido relaciones tensas desde que la autodenominada Revolución bolivariana tomó el poder en 1999, sobre todo, durante las gestiones de los presidentes de Gobierno José María Aznar y Mariano Rajoy, ambos del Partido Popular. Cíclicamente se generan incidentes que dan pie a un intercambio de acusaciones y, en ocasiones, al llamado de sus respectivos embajadores. El presidente Rajoy ha abanderado la posición europea de rechazo a la Asamblea Constituyente oficialista que se instala este viernes en Caracas.

Se adhiere a los criterios de The Trust Project Más información >

Más información