Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra

El ministro de Defensa de Venezuela reconoce excesos en la represión de las protestas

El general Vladimir Padrino López advierte de que no tolerará nuevos excesos de la Guardia Nacional

Venezuela
La Guardia Nacional Bolivariana este martes en Caracas. EFE

El ministro de Defensa de Venezuela, el general Vladimir Padrino López, advirtió en un acto público que no tolerará nuevos excesos de la Guardia Nacional en el control de las manifestaciones. "No quiero ver a un Guardia Nacional más cometiendo una atrocidad en la calle", dijo Padrino durante una conferencia sobre la Constituyente con altos oficiales en Fuerte Tiuna, la mayor instalación del ejército, al suroeste de Caracas.

"El que se aparte de la línea del Estado, de la preminencia del respeto de los Derechos Humanos y no se comporte como un profesional, entonces tiene que asumir su responsabilidad", insistió. El acto, que formaba parte de un ciclo de conferencias sobre la Asamblea Constituyente que el Gobierno de Nicolás Maduro impulsa, fue transmitido a todo el país por la principal cadena de televisión del Estado cuando se produjo la rara admisión por parte del alto funcionario militar.

La admonición del ministro de Defensa se produce en el día 67 de las protestas a las que la opositora Mesa de Unidad Democrática (MUD) ha llamado para combatir el "autogolpe de Estado continuado" que, de acuerdo la oposición, se inició con un par de decisiones del Tribunal Supremo que en la práctica disolvían el parlamento y daban a Maduro potestad para legislar y fue prolongado desde el 1 de mayo con la convocatoria de Maduro al proceso constituyente.

En la primera línea de la represión contra las manifestaciones han estado la Policía Nacional Bolivariana (PNB) y la Guardia Nacional (GN). Desde el inicio de la rebelión cívica, se han sucedido numerosas denuncias acerca de excesos de agentes de esos cuerpos en la contención de los desórdenes. Recientemente la fiscal general de la República, Luisa Ortega Díaz, reportó que 19 agentes de seguridad del Estado, entre ellos 14 miembros de la Guardia Nacional, han sido imputados por graves violaciones de derechos humanos, incluyendo homicidio, durante su actuación para controlar los disturbios.

Este lunes, sin embargo, la ferocidad de los efectivos militares alcanzó un pico sin precedentes. Múltiples testimonios en medios de comunicación y redes sociales mostraban a miembros de la GN robando propiedades de los manifestantes, haciendo uso de armas de fuego y atacando a reporteros que cubrían las protestas.

Padrino López, un general del Ejército, hizo la mención, pública y específica, de la Guardia Nacional. Se trata de un cuerpo de policía militarizada creada en 1936 por el entonces presidente Eleazar López Contreras. El actual ministro del Interior y Justicia, Néstor Reverol, es un general retirado de la GN y uno de sus ex comandantes generales. Reverol –quien ha sido acusado en tribunales de Estados Unidos como cómplice del narcotráfico no estaba presente en el evento donde Padrino hizo las declaraciones.

El ministro de Defensa también urgió a los capellanes militares a, en medio del actual conflicto de calle, acercarse más a las tropas para ayudarles a superar "grandes dificultades, convulsiones políticas, enfrentamiento de muchas ofensas".

Más información