Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

La PGR investigó a Moreira durante el Gobierno de Calderón y archivó el caso

La Fiscalía mexicana comenzó una investigación en 2011 por enriquecimiento ilícito en contra del político, pero fue desechada 16 meses después

Humberto Moreira
Humberto Moreira y Felipe Calderón en una reunión celebrada en 2011. CUARTOSCURO

Los ataques cruzados entre los dirigentes políticos mexicanos no cesan. El próximo 4 de junio se celebrarán elecciones en tres Estados -el de México, Coahuila y Nayarit- y las acusaciones entre los principales líderes acaparan mucha de la atención mediática. Este fin de semana, el expresidente Felipe Calderón y el dos veces candidato presidencial Andrés Manuel López Obrador se enzarzaron por cuenta del exgobernador de Coahuila Humberto Moreira. López Obrador acusó a Calderón de haber exonerado a Moreira, algo que el exmandatario negó. Sin embargo, la fiscalía mexicana sí investigó al político del PRI durante 16 meses. Después, archivó el caso tras no encontrar pruebas para ejercer acción penal.

En junio de 2011, durante la gestión de Calderón, del conservador Partido Acción Nacional (PAN), se inició una indagatoria en contra del entonces dirigente nacional del Partido Revolucionario Institucional (PRI) y exgobernador de Coahuila, Humberto Moreira. La información consta en un oficio de respuesta entregado a este diario por la Procuraduría General de la República (PGR, Fiscalía) tras realizar una solicitud de información por medio de mecanismos de transparencia.

La Subprocuraduría Especializada en Investigaciones de Delitos Federales de la PGR inició la averiguación previa el 16 de junio de 2011 por los delitos de enriquecimiento ilícito. En esos días que la Fiscalía dio trámite a la indagatoria, Humberto Moreira lideraba el PRI y recorría los estados del país encabezando diversos actos proselitistas a favor de los candidatos de su partido a diversos puestos de elección popular. En enero de 2011 Moreira, entonces gobernador del Estado de Coahuila (desde 2005), pidió licencia para dejar su cargo y dirigir el partido que se preparaba para llevar al entonces aspirante Enrique Peña Nieto a la silla presidencial.

El liderato de Moreira en el PRI acabó a finales de 2011 cuando, envuelto en un escándalo de corrupción, el político tuvo que renunciar a su cargo para no afectar la candidatura de Peña Nieto, quien entonces lideraba las encuestas presidenciales. Medio año antes de dejar la presidencia del partido se acrecentó el escándalo por el endeudamiento de 34.000 millones de pesos que dejó en Coahuila. El antiguo profesor heredó un Estado prácticamente con superávit y durante su gestión multiplicó la deuda por más de cien. No solo eso, también falsificó documentos para conseguir créditos bancarios, hipotecó las finanzas de los impuestos locales, comprometió recursos futuros y ocultó el adeudo.

Respuesta emitida por la PGR en la solicitud 0001700048917. ampliar foto
Respuesta emitida por la PGR en la solicitud 0001700048917.

Acechado por los señalamientos en su contra, dejó la dirigencia del PRI en diciembre de 2011 y desde entonces su carrera política se esfumó. En abril de 2012 padeció la pérdida de uno de sus hijos asesinado por el sanguinario cártel de Los Zetas. Seis meses después de la tragedia familiar, el 22 de octubre de 2012 la PGR decidió decretar el no ejercicio de la acción penal porque no se acreditó que el exservidor público hubiese cometido alguna conducta contraria a la ley, según consta en el documento entregado a este diario.

La indagaoria en mención salió a relucir el fin de semana durante una gira del líder de Morena, Andrés Manuel López Obrador, por Coahuila. El político de izquierda dijo que Calderón había exonerado a Moreira tras acordar esta decisión con el entonces candidato, Enrique Peña Nieto. Por ello la exoneración ocurrió dos meses antes de que acabara la gestión del político del PAN. Ante estos señalamientos, el exmandatario mexicano aseguró en una misiva que el documento referido por López Obrador era apócrifo. "Se trataría entonces muy probablemente de un documento falso, en todo caso totalmente carente de validez", afirmó.

Sin embargo, la PGR confirmó a este diario que sí existió una carpeta de investigación en contra del exgobernador priísta bajo el número AP/PGR/UEIDCSPCAJ/FECCSPF/M-II/267/2012. El ministerio público nunca ejerció acción penal y la indagatoria ni siquiera fue consignada al Poder Judicial. Al cuestionar al equipo de comunicación de Calderón sobre el documento que la Fiscalía general entregó a este medio, su personal reiteró que la respuesta a estos señalamientos es la misma que brindó en la carta difundida en su página de internet. 

Desde de 2013, Humberto Moreira mantuvo una vida alejada de los reflectores mediáticos tras partir a España a estudiar un máster en la Universidad Autónoma de Barcelona. En enero del año pasado fue nuevamente noticia al ser detenido por la policía española en el aeropuerto de Madrid. La fiscalía anticorrupción del país europeo le acusaba de blanqueo de capitales e integración en la banda criminal de los Zetas. Estuvo en la cárcel apenas una semana y luego le dejaron libre. EL PAÍS contó entonces que  la embajada de México en España se volcó para apoyar al político norteño. En mayo de 2016 un tribunal archivó definitivamente la causa en su contra y a finales del año pasado Moreira volvió a México para anunciar que contendería por una diputación local en el Estado que gobernó y lo haría por un partido distinto del que siempre lo cobijó.