Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

El expresidente salvadoreño Saca, acusado de malversar 246 millones de dólares

El exmandatario está involucrado en la mayor trama corrupta que se ha descubierto en El Salvador hasta el momento

El expresidente salvadoreño Elias Antonio Saca.
El expresidente salvadoreño Elias Antonio Saca. AFP

El fiscal general de El Salvador, Douglas Meléndez, ha acusado este lunes al expresidente Elías Antonio Saca de haberse adueñado de 246 millones de dólares de los fondos del Tesoro Público. Desde allí se hicieron trasferencias bancarias a cuentas personales y de empresas, lo que evidencia un “inmenso operativo” delincuencial que aún se debe destapar por completo.

Saca, que gobernó el país entre 2004 y 2009 y se convirtió en un poderoso líder de la Asociación Nacional de la Empresa Privada (ANEP), fue capturado la madrugada del domingo en la boda de uno de sus hijos. Ahora está en prisión en las instalaciones de la División Antinarcóticos (DAN) de la policía local junto a seis de sus exfuncionarios y compinches de la trama corrupta más grande que se haya descubierto en El Salvador hasta el momento. Entre ellos están César Funes, Julio Rank y Elmer Charlaix, además de otros tres colaboradores administrativos.

"Para disfrazar y perder el origen de los fondos se cobraron 116 millones en efectivo", ha explicado el fiscal Meléndez, quien especificó que muchos de esos fondos fueron transferidos por medio de la agencia América Publicidad y depositados en las radios del Grupo Samix, propiedad del exmandatario y de su esposa Ana Ligia Mixco.

Además de esos 116 millones de dólares, se ha comprobado que se “lavaron” seis millones de dólares, por medio de transacciones con compra de vehículos.

También se investiga si el primo del exmandatario, el empresario Herbert Saca, está involucrado en la trama corrupta, ya que aparece su nombre en varias ocasiones. Las empresas de este familiar de Saca han sido allanadas este lunes para detectar posibles delitos.

Por otro lado, el fiscal general, quien ha abierto investigaciones por enriquecimiento ilícito contra el exmandatario Mauricio Funes (2009-2014), llamó a la población y al sistema judicial a “defender a la institución y a su titular” porque "estamos recibiendo presiones".

Además, reivindicó haber inaugurado las acciones del Grupo contra la Impunidad con la Operación destape de la corrupción que, a pesar de no haber concluido, ya tiene tras las rejas a un expresidente, tres secretarios de Gobierno y tres contadores del Tesoro Público.

Más información