La Corte de EE UU avala extraditar a un empresario chino ligado con el Cártel de Sinaloa

El ejecutivo farmacéutico Zhenli Ye Gon es acusado de lavado de dinero. En 2007 las autoridades mexicanas encontraron en una de sus casas 206 millones de dólares en efectivo

El empresario Zhenli Ye Gon, en 2007.
El empresario Zhenli Ye Gon, en 2007. AP

El empresario farmacéutico y presunto colaborador del Cártel de Sinaloa, Zhenli Ye Gon, tendrá que ser extraditado a México. La Suprema Corte de Estados Unidos le negó un último recurso de apelación con lo que concluye un proceso legal de nueve años. El traslado de Ye Gon podría ocurrir esta semana, dijo su abogado Gregory Smith a Reuters. La defensa del ejecutivo de origen chino había solicitado no extraditarlo porque consideraban que en México su caso no sería tratado con justicia y tampoco se respetarían sus derechos humanos.

En marzo de 2007 el Gobierno mexicano dio a conocer que en una residencia en Lomas de Chapultepec -una exclusiva zona de la capital mexicana- perteneciente a Ye Gon,  habían encontrado cerca de 206 millones de dólares en efectivo, el mayor decomiso en la historia del crimen organizado. Durante el operativo las autoridades detuvieron a siete personas a quienes se acusó de formar parte de una red internacional que pretendía instalar una planta industrial para la fabricación de metanfetaminas. Días después, la Procuraduría General de la República (PGR, Fiscalía) desmanteló un laboratorio de 14.000 metros cuadrados en la ciudad de Toluca, en el Estado de México, que pertenecía a Ye Gon. 

A través de sus abogados en Estados Unidos, Ye Gon acusó a Javier Lozano, entonces secretario del Trabajo del Gobierno de Felipe Calderón (2006-2012) de obligarlo a ocultar los recursos. Según su acusación el dinero decomisado eran fondos ilícitos de campaña que habían sido escondidos en los muros y armarios de su mansión en la Ciudad de México. Lozano, político del conservador Partido Acción Nacional (PAN), negó las declaraciones del ejecutivo farmacéutico.

Cuatro meses después del hallazgo millonario, el empresario de origen chino y nacionalizado mexicano fue detenido en Rockville, Maryland por agentes de la DEA. Desde antes de ser aprehendido el Gobierno mexicano había solicitado a Estados Unidos su extradición para juzgarlo en el país. Sin embargo la petición no fue concedida y el Departamento de Justicia integró su propia investigación en contra de Zhenli y lo acusó de intentar distribuir metanfetaminas.  En México, la Fiscalía general había emitido una orden de aprehensión en contra de Ye Gon por los delitos de delincuencia organizada, lavado de dinero, y delitos contra la salud por la transportación de efedrina y otros químicos que se utilizan para la elaboración de drogas sintéticas.

En 2009, Ye Gon fue exonerado de las acusaciones hechas por las autoridades estadounidense debido a que uno de los testigos se negó a testificar y otro declinó participar en el proceso. El juez que falló a su favor desestimó los cargos por falta de pruebas. Desde entonces no había podido ser extraditado a México porque presentó diversos recursos legales para evitarlo hasta llegar a la última instancia encabezada por la Suprema Corte de EE UU, que finalmente falló en su contra. Actualmente está recluido en una prisión de Virginia y deberá ser trasladado a México para enfrentar un proceso penal por los cargos hechos por la PGR desde 2007.

Ye Gon se ha manifestado en contra de ser extraditado. En una entrevista con Univisión dijo que teme que lo maten en caso de pisar territorio mexicano. Al cuestionarle a quién le teme, respondió que a políticos, funcionarios y a gente de la industria famacéutica. El empresario también fue señalado de tener vínculos con el Cártel de Sinaloa. Según las investigaciones de la Fiscalía general -dadas a conocer por el diario Reforma- Zhenli Ye Gon abastecía de precursores químicos a las células de la organización criminal encabezada por Joaquín El Chapo Guzmán. Las drogas sintéticas que comercializaban en Sinaloa y Chihuahua presuntamente eran elaboradas en un laboratorio de la Ciudad de México.

Únete a EL PAÍS para seguir toda la actualidad y leer sin límites.
Suscríbete

Regístrate gratis para seguir leyendo

Normas

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS