Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Cae la líder del cártel de los Beltrán Leyva

Clara Elena Laborín es esposa del capo Héctor Beltrán Leyva y desde que su esposo fue detenido lidera las actividades criminales de la organización

Clara Elena Laborín
Clara Elena Laborín Archuleta es escoltada por policías federales.

La Policía Federal detuvo a Clara Elena Laborín Archuleta, alias La Señora, considerada la líder del cártel de los Beltrán Leyva. La mujer es esposa del capo Héctor Beltrán Leyva, uno de los fundadores de la organización criminal detenido en octubre de 2014. La aprehensión de La Señora se dio en la ciudad de Hermosillo, capital del norteño Estado de Sonora. Según el Departamento del Tesoro de Estados Unidos Laborín Archuleta es parte de la red de lavado de dinero del cartel Beltrán Leyva y desde 2009 le congelaron sus activos en territorio estadounidense. La lideresa tiene 52 años y en los noventas concursó en el certamen de belleza señorita Sonora, de donde es originaria.

Las autoridades mexicanas creen que la sonorense asumió el liderazgo de la organización tras la detención de su esposo Héctor Beltrán Leyva. El H o El Elegante, como lo apodaban, fue aprehendido el 10 de octubre de 2014 en un restaurante de San Miguel Allende, ubicada a unos 250 kilómetros de la Ciudad de México. No encajaba en el estereotipo del narco mexicano. Él vestía de traje y corbata y aparentaba ser un empresario exitoso de bienes raíces. “Es el capo de la droga más aburguesado del que se tenga memoria”, publicó el diario Reforma cuando lo detuvieron. Las autoridades comenzaron a tenerlo bajo la lupa a través de los movimientos de su esposa, quien viajaba constantemente de Sonora a la Ciudad de México.

Laborín Archuleta es considerada por el Gobierno mexicano como una de las responsables de la violencia que se vive en el puerto guerrerense de Acapulco. Según las investigaciones ha financiado células criminales para disputar el control de la zona al cártel Independiente de Acapulco. En abril de 2010 fue secuestrada en Hermosillo por miembros del Cártel de Sinaloa, rivales de Los Beltrán Leyva. Una semana después fue liberada por sus captores. Según consignaron diarios locales apareció frente a la Universidad de Sonora atada de pies y manos y con un mensaje dirigido a la organización criminal de su marido. “Nosotros te vamos a enseñar a ser hombre y respetar a las familias... Te la entregamos viva y sana para que aprendas que para nosotros la familia es sagrada”, decía el escrito. Los reportes policiales del Gobierno federal retomados por medios nacionales mencionan que La Señora tenía propiedades en Sonora, en el Estado de México, en la capital mexicana y en Guerrero. En 2005, la Fiscalía le aseguró una casa ubicada en el exclusivo fraccionamiento La Herradura, en Huixquilucan, municipio del Estado de México.

Los Beltrán Leyva, conformado por los hermanos Arturo, Alfredo, Héctor y Carlos (todos detenidos o muertos) son originarios de Sinaloa y comenzaron su carrera delictiva al lado de Joaquín El Chapo Guzmán. Eran el brazo armado del cártel de Sinaloa y en un principio sólo tenían células criminales en Sonora y Guerrero, pero luego se extendieron a otras zonas del país. En 2008, cuando las autoridades mexicanas detuvieron a Alfredo, sus hermanos acusaron a Guzmán Loera de traición y comenzaron una cruenta batalla. El último en ser detenido fue Héctor. Tras su aprehensión, en los últimos dos años han aparecido diversos mensajes, sobre todo en Guerrero, en contra de su esposa que la acusan de liderar las actividades criminales de tráfico de drogas y de extorsión a comerciantes.

Más información