Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

La Fiscalía investiga si un hijo de El Chapo está entre los secuestrados en Vallarta

El fiscal dijo el lunes que no había elementos para pensar que entre las víctimas hay miembros del cartel de Sinaloa, pero este martes dejó abierta esa posibilidad

Vista del restaurante La Leche en Jalisco, México.
Vista del restaurante La Leche en Jalisco, México. EFE

El Estado mexicano de Jalisco está inquieto. Este lunes, un secuestro masivo en un restaurante sacudió la habitual tranquilidad del balneario de Puerto Vallarta, uno de sus puntos turísticos más importantes, y la identidad de los secuestrados mantiene en vilo a toda la entidad: uno de ellos podría ser Iván Archivaldo Guzmán, hijo del narcotraficante El Chapo, según la fiscalía estatal. De confirmarse esta versión, se desataría una guerra entre grupos criminales que dispararía la violencia en esa región del occidente de México.

La madrugada del lunes, un grupo de hombres armados irrumpió en el restaurante ‘La Leche’, ubicado en la acaudalada zona hotelera de Puerto Vallarta. Llegaron apenas había cerrado el local, señalaron a un grupo de 16 comensales y obligaron a seis de ellos a subir a dos vehículos, según la versión de la fiscalía de Jalisco. Víctimas y victimarios se fueron del lugar, en el que dejaron los coches de los secuestrados, varias camionetas con matrículas de los vecinos Estados de Nayarit, Sinaloa y del mismo Jalisco. Uno de ellos con un registro falso. Varias horas después, la fiscalía informaba de manera errática los datos del secuestro, pero con una certeza: las víctimas son parte de un grupo criminal.

El fiscal Eduardo Almaguer dijo el lunes por la tarde que las personas secuestradas son originarias de los Estados de Sinaloa, Jalisco y Nayarit, región occidental de México en la que desde hace un lustro opera el cartel Jalisco Nueva Generación. El funcionario sentenció que las víctimas son delincuentes, pero rehusó mencionar a qué grupo pertenecen. La prensa local le cuestionó lo que se rumoraba horas antes: que uno de los secuestrados era el hijo de Joaquín 'Chapo' Guzmán, otrora el capo más buscado del mundo y reaprehendido en enero pasado. Almaguer dijo que no había elementos para creer esa versión, pero este martes dejó abierta la posibilidad.

Con base en la declaración de testigos y la revisión de cinco vehículos propiedad de las víctimas, "hay esa presunción en ese sentido", dijo el fiscal en entrevista radiofónica con el periodista Ciro Gómez Leyva.

Iván Archivaldo Guzmán es considerado el 'heredero' del cartel de Sinaloa desde el encierro de su padre, El Chapo. Ese grupo criminal es uno de los más viejos e importantes del país, con nexos en otros países de Latinoamérica y Europa, pero en los últimos cinco años ha visto amenazado su poder por el crecimiento del cartel Jalisco Nueva Generación, hoy considerado el más peligroso de México. Tras la última captura de Joaquín Guzmán, el cartel de Sinaloa quedó en manos de otro de sus fundadores, Ismael 'El Mayo' Zambada, pero el círculo cercano al grupo asegura que quien ha asumido el mando ha sido Iván Archivaldo, contraviniendo varias decisiones de Zambada y generando incertidumbre al interior de la organización.

El fiscal de Jalisco también admitió que otra de las víctimas podría ser un escolta del exgobernador del Estado, Emilio González,. "No es un elemento activo de ninguna corporación, pero sí pudo haber participado como escolta del exgobernador", dijo.

Según las primeras investigaciones de la fiscalía, el secuestro masivo de este lunes en Puerto Vallarta es parte de un conflicto entre grupos delictivos. De confirmarse que entre los secuestrados está Iván Archivaldo Guzmán, o alguien relacionado con el cartel de Sinaloa, "Vallarta podría estar al borde de una pesadilla", ha sentenciado el escritor y columnista Héctor de Mauleón.

Más información