Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

La ONU alerta sobre la impunidad de la violencia sexual en México

El organismo destaca en un informe que de las 15.000 denuncias por violación al año, solo una de cada cinco recibe sentencia

En plena indignación por el caso de Los Porkys —acusados de violar a una menor de edad en Veracruz— la oficina de la ONU en México alerta sobre la impunidad que sufren las mujeres en los casos de violencia sexual en el país. Cada año hay alrededor de unas 15.000 denuncias por violación. Apenas un 20% de todas ellas recibe sentencia. Es decir, unas 40 mujeres al día y sólo uno de cada cinco casos se resuelve. Este es el panorama que describe el organismo internacional en un estudio que analiza las cifras desde 1997 a 2014.

Una manifestación en Tultitlán por las víctimas.
Una manifestación en Tultitlán por las víctimas.

La oficina de ONU Mujeres en México ha puesto este martes el dedo en la llaga sangrante de México estos días: la impunidad de la violencia sexual contra las mujeres. Después de la indignación por la lentitud de la Justicia mexicana a la hora de resolver un caso de violación a una menor de edad en el Estado de Veracruz, perpetrado supuestamente por cuatro jóvenes apodados Los Porkys, el organismo apunta con cifras a uno de los problemas que sacuden el país.

Cada año, las diferentes fiscalías reciben 15.000 denuncias por violación. En el informe dan por hecho que la gran mayoría son mujeres, aunque los datos que ofrecen las instituciones mexicanas no segreguen por sexo. Esto es, 40 mujeres al día. De todas ellas, sólo una de cada cinco ha recibido una sentencia firme. Pero la ONU señala algo relevante: no siempre ha sido así. La tendencia hacia la impunidad es creciente en México.

Si bien es cierto que la cantidad de denuncias ha crecido con los años, el número de casos resueltos ha disminuido. Además, el número de detenidos es muy bajo: en 2012, con 14.566 denuncias, sólo hubo 1.216 presuntos responsables presentados ante un juez. "Sólo se tiene la mitad de los sujetos a proceso que había ocho años antes", enfatiza el organismo. En 2004, con un número de denuncias similar, había 4.000.

La situación resulta aún más grave, señala el organismo, al considerar las sentencias condenatorias, pues mientras que de 1997 a 2004 éstas representaban casi el 80% de los presuntos culpables detenidos, en los últimos cuatro años no alcanza ni la mitad. Y ya en 2012 —el último disponible— se han resuelto sólo un 15,4%.

"La diferencia que se observa entre las denuncias y las sentencias es la expresión más gráfica de la impunidad, de la forma en que las mujeres además de no tener garantizada una vida libre de este tipo de violencia, tampoco tienen acceso a la justicia ni a la reparación del daño", denuncia ONU Mujeres en su informe. Y concluye: "Esto evidencia que los sistemas de procuración e impartición de justicia requieren cambios importantes que atiendan este grave problema".

México, uno de los 25 países más peligrosos para la mujer

El estudio contempla también las graves cifras sobre feminicidios en el país. Seis mujeres al día son asesinadas en México por motivos de género. Desde el año que han comenzado a recoger datos, 1985, hasta 2014, han sido asesinadas 50.000 por el hecho de ser mujer. Teniendo en cuenta la tasa por cada 100.000 mujeres, México figura entre los 25 países del mundo más letales para ellas, según un informe de 2015 del organismo de la Declaración de Génova. Más peligrosos son Honduras, Guatemala, Venezuela, Colombia y Puerto Rico, de los latinoamericanos. Y el peor del mundo es El Salvador.

La ONU advierte que, aunque se hayan reducido las cifras de los asesinatos a mujeres en la vía pública mexicana desde 2012, aquellos producidos dentro del hogar se han mantenido constantes. Incluso han aumentado los feminicidios en el interior de las casas con métodos más crueles como el ahorcamiento.

Existe una alta concentración de feminicidios a nivel municipal. Ecatepec es la entidad con mayor índice de todo el país. Superó en 2014 a Ciudad Juárez, según la tasa por cada 100.000 mujeres, ahí ni siquiera está reconocido el feminicidio como delito. En tercer lugar más peligroso para ellas es Acapulco. Y los puestos siete y ocho los ocupan dos delegaciones de la Ciudad de México, de las más populares: Iztapalapa y Gustavo Adolfo Madero.

El estudio de ONU Mujeres resume que "una buena parte de las muertes violentas de mujeres quedan en la impunidad porque no se investigan, ni se actúa con la debida diligencia".

Más información