Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

La marihuana medicinal llega al Senado mexicano

La legisladora del PRI Cristina Díaz presenta a la cámara alta una iniciativa que permita la importación de medicamentos elaborados a base de cannabis

La niña Grace Elizalde, enferma de epilepsia, pionera en México en la ingesta de jarabe elaborado con marihuana.
La niña Grace Elizalde, enferma de epilepsia, pionera en México en la ingesta de jarabe elaborado con marihuana. AP

La senadora mexicana Cristina Díaz, del Partido Revolucionario Institucional (PRI), formación que gobierna el país, ha presentado este martes una iniciativa en la cámara alta para regular el uso terapéutico de la marihuana. Díaz ha detallado su propuesta en la sala de prensa del Senado, frente a una treintena de familiares de pacientes de epilepsia, que reclaman un permiso definitivo para importar un jarabe elaborado a base de aceite de cannabidiol, uno de los principales componentes de la marihuana. Esta iniciativa llega al Congreso una semana después de que el Supremo mexicano autorizó el uso recreativo del cannabis a un club de consumidores.

La senadora ha planteado la reforma de dos artículos de la Ley General de Salud y de la Ley de Impuestos Generales de Importación y Exportación. Con estos cambios la marihuana abandonaría el catálogo de drogas prohibidas y accedería al escalón de sustancias que, como la morfina, pueden distribuirse mediante un permiso médico. “Lo urgente”, ha señalado la senadora, “es poder importar el jarabe. Este es un primer paso. Yo no comulgo con la posibilidad de abrir este rubro a otros temas”, ha matizado, en referencia al debate. “Ya veremos en el futuro qué dice la sociedad, pero ahora lo importante es conseguir esos medicamentos”.

Raúl Elizalde y Mayela Benavides han acompañado a la senadora. Son los papás de Grace Elizalde, la niña de ocho años que obtuvo un amparo judicial para importar el jarabe de cannabidiol, la primera en México. Grace padece el síndrome de Lennox-Gastaut, un tipo de epilepsia que le provoca cientos de convulsiones cada día. Grace empezó a tomar el jarabe hace ahora tres semanas y aunque todavía es pronto para calificar su impacto, Raúl, su papá, declaró hace unos días que las crisis se habían reducido un 15%.

La senadora ha señalado que la situación de la familia Elizalde Benavides ha sido el motor de su propuesta. Como ha explicado, los papás de Grace sólo consiguieron que un juez suspendiera la prohibición de importar el jarabe. Aunque ellos consiguieron el permiso, ahora cada paciente debería recorrer el mismo camino, lo que se antoja largo y económicamente costoso. “Urge”, ha dicho Raúl Benavides,un cambio legislativo. "La iniciativa cumple los requisitos para resolver este problema de manera inmediata. Hay más de 5.000 personas en México con crisis convulsivas difíciles de controlar. El jarabe podría ser una solución. Invitamos a todos los partidos políticos a que se unan”.

En caso de aprobarse, la iniciativa abriría la puerta a la importación y tenencia del jarabe y otros medicamentos parecidos, no así a la producción de cannabis en suelo mexicano. La siembra, el cultivo, la cosecha y la producción de marihuana con fines terapéuticos requiere de un “andamiaje legal” que trasciende a las reformas planteadas en la iniciativa. De momento, ha insistido, lo importante es conseguir el permiso para importar el jarabe.

A preguntas de periodistas, la senadora ha reconocido que ha enfrentado “resistencias” de compañeros senadores, ya que piensan que esta propuesta, una vez aprobada, abriría “otros caminos”. De nuevo la mención al debate sobre el uso recreativo de la marihuana. “Es un tema muy complejo”, ha concluido la senadora.

Más información