Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

El miedo se instala en la región brasileña de Mariana

La rotura de dos presas de contención de una minera en el Estado de Minas Gerais deja tres muertos y decenas de desaparecidos

Rescatistas trabajan en la zona de la avalancha.
Rescatistas trabajan en la zona de la avalancha. AP

“Nadie nos avisó sobre las roturas de las dos primeras presas, así que se me hace difícil confiar en Samarco cuando nos dice que no hay riesgo de que la tercera también se rompa. Es imposible estar tranquilo”, se lamenta Maria Paulina Martins a la salida del Club Arena, en la localidad brasileña de Mariana. En esa pequeña ciudad del Estado de Minas Gerais se acoge a los desalojados por la rotura de las presas de contención de una mina que sepultó el viernes la zona en un mar de barro.

Maria Paulina fue a encontrarse con su madre, rescatada por un helicóptero del distrito de Pedras, uno de los barrios devastados por el tsunami de lodo posterior a la rotura de las presas. “Gracias a Dios que la sacaron de allí. Han sido días penosos. En algunos momentos no sabíamos ni qué pasaba. Pero todavía no podemos estar tranquilos, si se rompe la otra barrera dicen que va a ser peor”, comenta. La marea de lodo ha dejado sin casa a cientos de personas y ha arrojado, por ahora, tres muertos oficialmente reconocidos y 24 desaparecidos, entre empleados de la mina y vecinos de la zona.

La angustia de Maria Paulina es común entre las decenas de personas de esa región. La tercera barrera de la empresa, llamada Germano, es todavía más grande que las otras dos, Fundão y Santarém, que se rompieron y provocaron esta tragedia. Y, en el hipotético caso de que sucumba, los estragos serían aún mayores.

La tensión y la información contradictoria tampoco contribuyen a tranquilizar a los vecinos. El propio cuerpo de bomberos no descarta el riesgo de rotura de la tercera barrera, aunque el ingeniero Germano Lopes, responsable del plan de emergencias de Samarco, haya garantizado que no existe tal riesgo. Y ha añadido que la empresa minera ha instalado equipos adecuados en la tercera estructura y que no se ha detectado ninguna anomalía hasta la fecha. Pero pocos se fían.

La tensión y la información contradictoria tampoco contribuyen a tranquilizar a los vecinos

El senador Aécio Neves, del Partido de la Social Democracia Brasileña (PSDB), excandidato a la presidencia y exgobernador del Estado de Minas Gerais, visitó la región de Mariana el pasado domingo y exigió una respuesta de la empresa minera sobre la veracidad de estos temores. El político llegó a sobrevolar el lugar de la presa y dijo que, a simple vista, no parece haber riesgo de que se rompa, aunque destacó que en las otras dos barreras tampoco parecía haber riesgo antes de la tragedia. El exgobernador agregó que pedirá al presidente de la empresa minera que se reúna con los familiares de las víctimas para ofrecerles información que todavía no ha sido divulgada.

Sobre la manera como la empresa avisó a los residentes del accidente en el distrito de Bento Rodrigues, Neves comentó que aunque Samarco no tuviera la obligación de hacerlo, era de “sentido común” que hubiera instalado señales sonoras de alerta. La empresa asegura que llamó a los residentes de Bento Rodrigues, aunque muchos afirman que no recibieron ninguna llamada.

El gobernador del Estado de Minas Gerais, Fernando Pimentel, del Partido de los Trabajadores (PT), también visitó la región el pasado domingo, aseguró que las posibilidades de encontrar vivos a los desaparecidos son escasas. “Los 13 empleados que estaban en la barrera en el momento del accidente, lamentablemente, tienen pocas posibilidades de estar vivos”.

La angustia de Maria Paulina es común entre las decenas de personas de esa región

Con relación a los demás desaparecidos se mostró más esperanzado. “En cuanto a los otros, nadie sabe nada. Quién sabe, quizá todavía podemos localizar a alguien que haya escapado de la tragedia, que esté perdido en alguna localidad. No quiero quitarle la esperanza a nadie, puede que consigamos encontrar a alguien con vida, pero a medida que el tiempo pasa, la esperanza va disminuyendo”. Pimentel también explicó que hay un gran equipo de veterinarios que está rescatando animales en áreas aisladas. El pasado domingo, el Ayuntamiento de Mariana informó de que dos personas que habían sido reportadas como desaparecidas fueron encontradas en un hotel. El número de personas no localizadas ha caído a 26: 13 residentes y 13 empleados de Samarco.

Un bombero rescata a un perro que fue arrastrado por el lodo.
Un bombero rescata a un perro que fue arrastrado por el lodo. AFP