Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Laclette: “Crearé una oficina para atender las denuncias de acoso sexual”

EL PAÍS entrevista a los candidatos a rector de la UNAM. Esta es la séptima

Juan Pedro Laclette, candidato a la rectoría de la UNAM. Ampliar foto
Juan Pedro Laclette, candidato a la rectoría de la UNAM.

Habla pausado y sin subir el tono de voz. Juan Pedro Laclette San Román está tranquilo cuando afirma que quiere ser el próximo rector de la Universidad Nacional Autónoma de México. Asegura que su perfil combina lo académico con lo administrativo: es doctor en Biomédica y el actual coordinador de Posgrado de la UNAM. Entre sus propuestas está la creación de una oficina para la atención inmediata de denuncias de acoso y hostigamiento sexual. Subraya que la universidad promueve la equidad de género pero todavía hay mucho por hacer: “Los avances son innegables. Sin embargo, cuando se examina la presencia de la mujer en los cargos directivos se nota que aún existen esas barreras invisibles que impiden la igualdad en todos los niveles”.

Laclette, de 62 años, insiste en que la fortaleza de un rector reside, por una parte, en las cualidades personales, pero la otra mitad está en el respaldo de la comunidad universitaria. “Por ello si salgo electo voy a convocar a los trabajadores, académicos y alumnos para hacer que se generen las acciones necesarias para el crecimiento de la UNAM y del país”.

Pregunta. ¿Cuáles son las fortalezas de la UNAM?

Respuesta. ¡Muchas! Somos la principal institución de educación media, superior y de posgrado en México, somos la principal institución en investigación producimos el 30% de la ciencia total del país. Somos una de las principales instituciones en promover la difusión de la cultura… la lista es larga.

P. ¿Y las debilidades?

R. La UNAM una institución muy compleja entonces tenemos mucha heterogeneidad, no todos los bachilleratos ni las facultades tienen el mismo nivel. Cuando se habla de la UNAM no se habla de un todo homogéneo

P. ¿Cómo volvería a esta heterogeneidad más homogénea?

R. Se debe promover la intercomunicación entre los distintos compartimentos de la universidad, por ejemplo, que el bachillerato tenga relación con los institutos de investigación o las facultades con las actividades culturales.

P. ¿El actual rector ha dicho que deja pendiente la actualización de los planes de estudio del bachillerato?

R. Sí, hay que revisar por qué hubo el rechazo ante la iniciativa de actualización. Si esto se debió a que no se consultó lo suficiente se debe entonces de involucrar más a la comunidad. Falló, volvámoslo a intentar y si vuelve a fallar pues lo volvemos a intentar, pero la reforma del bachillerato es fundamental. En la vida de la UNAM la cuestión de la participación es necesaria.

P. Habla de lo fundamental de la participación. ¿Debe ser la Junta de Gobierno la encargada de elegir al rector?

La UNAM no sólo forma profesionistas, forma seres humanos

R. Hay varias estrategias para elegir al rector, en España es uno distinto al anglosajón, la virtud que tiene el método de la UNAM es que nos ha permitido transcurrir durante 70 años sin conflictos entre académicos, a esta universidad que es una mega universidad dicho procedimiento le funciona razonablemente bien.

P. ¿Cómo rector liberaría el auditorio Ché Guevara?

R. Es algo que nos duele mucho, la sociedad mexicana le otorga instalaciones a la universidad para que cumpla con sus funciones, y de pronto llegan grupos ajenos que se apoderan de nuestras instalaciones. Para liberarlo necesitamos una estrategia integral con el respaldo de las autoridades competentes. Hay que consultar, consensuar y transparentar la información de lo que sucede ahí.

P. En su plan de trabajo propone un sistema para que las mujeres puedan denunciar acoso sexual

R. Se debe de crear de inmediato una oficina a donde puedan acudir las mujeres para recibir atención expedita en casos de acoso sexual. La UNAM promueve los temas de equidad de género pero noto un espacio que no ha sido atendido.

P. Dice que sigue existiendo una barrera para que las mujeres accedan a los altos puestos

R. Existe un techo de cristal. Debemos establecer acciones para que haya una cierta proporción de funcionarias mujeres en cada uno de los ámbitos de la universidad, por supuesto uno no puede favorecer a una funcionaria simplemente por ser mujer, pero afortunadamente los recursos humanos con los que cuenta la UNAM son de tal calidad que siempre podemos escoger funcionarios de cualquier género.

P. ¿Por qué usted?

R. Porque tengo la experiencia. Mi perfil combina lo académico y lo administrativo. Tengo una vida dedicada a la investigación científica y he sido director del Instituto de Investigaciones biomédicas y ahora coordinador de todos los posgrados de la UNAM... Tengo capacidad de liderazgo de búsqueda de consenso, de cabildeo para resolver temas de presupuesto con los senadores. Además, soy un candidato claramente independiente, no pertenezco a ningún partido político, no tengo ni que aclararlo. La fortaleza de un rector por supuesto que lo da sus atributos personales, su carácter, disciplina, pero la otra mitad lo da el respaldo de la comunidad. Por ello insisto en que si salgo electo voy a convocar a la comunidad universitaria para hacer que se generen las acciones necesarias para el crecimiento de la UNAM y del país.

P. ¿La cultura y el deporte?

Cuando se habla de la UNAM no se habla de un todo homogéneo

R. Es fundamental, pero hemos hecho las cosas mal. La UNAM en las universiadas era la líder y ahora lleva muchos años en que no lo es. Debemos darle atención especial al deporte. También a la cultura para promover la formación integral de los alumnos, la UNAM no sólo forma profesionistas, forma seres humanos. Queremos formar buenos ingenieros pero que además sean personas cultas y sanas. Nuestras actividades culturales están concentradas en Ciudad Universitaria, tenemos que desconcentrarlas. Debemos llevar la cultura a todas las instalaciones universitarias y cuidar que los precios estén al alcance de los alumnos.

Más información