Dos hombres son linchados y quemados en el este de México

La policía de una pequeña localidad de Puebla se vio superada por la ira vecinal contra dos encuestadores acusados de ser secuestradores

Dos hombres fueron sacados a golpes este lunes de la comandancia de la policía de Ajalpan, una pequeña localidad de Puebla, al este México, por una turba de vecinos que los linchó y terminó quemándolos vivos con gasolina en plena calle. Las dos víctimas, hermanos y trabajadores de una empresa de encuestas del Distrito Federal, habían sido detenidos tras la acusación por parte de un grupo de vecinos de que eran secuestradores de niños y ancianos.

"No había un delito para ponerlos a disposición, sólo era la gente que estaba inquieta por el tipo de encuesta que estaban haciendo y nada más. No había otro señalamiento. Vino una chiquilla, que supuestamente la habían intentado jalar. Pasó la chiquilla. Los vio delante de las personas adultas, dijo no son", explicó el director de Seguridad municipal José Manuel González en declaraciones al diario Milenio.

El presidente municipal de Ajalpan, Gustavo Lara Torres confirmó la identidad de las dos víctimas: José Abraham Copado Molina, de 25 años; y Rey David Copado Molina, de 35. Ambos estudiaban en la Universidad de Tulancingo, y trabajaban haciendo encuestas para la empresa Marketing Estratégico del Distrito Federal.

El procurador de Justicia de Puebla, Victor Carrancá Bourget, indicó por su parte que siguen investigando si cometieron algún delito. Los vídeos de los acontecimientos han empezado circular por las redes sociales. Una de las imágenes muestra un cadáver ardiendo en la calle, mientras un corro de personas, incluidos niños, asisten impavidos a la pira humana.

La turba agredió a varios agentes, prendió fuego a coches patrullas y atacó también la Presidencia Municipal y la fiscalía local

Según el relato de las autoridades locales, los hombres estaban realizando las encuestas durante la tarde del lunes cuando un grupo de personas les rodeo y comenzó a increparles. “Empezamos una negociación y les explicamos que íbamos a poner a disposición a esas personas”, apuntó un policía. A las 19:30, fueron resguardados en las dependencias policiales.

Los vecinos comenzaron a agolparse frente a la comandancia. “La gente se empezó a alborotar al pensar que eran supuestos secuestradores. Al principio eran unas 100 personas. Pero luego aumentó a 1000”, continuó el portavoz policial.

La turba agredió a varios agentes, prendió fuego a coches de patrullas y atacó también la Presidencia Municipal y la fiscalía local. "Fue un linchamiento terrible. Primero los sacaron de la comandancia, los rodearon, los golpearon como 1000 personas y luego los quemaron vivos en la plaza. No pudimos contenerlos, apenas somos unos 100", explicó por teléfono a la agencia Reuters otro agente de la policía local.

Varias sucesos similares se han repetido en distintas localidades del Estado de Puebla. La policía de San Martín Texmelucan evitó in extremis la semana pasada el linchamiento a un conductor tras un accidente de tráfico en el que falleció una persona. Dos personas fueron ahorcadas en Cohuecan en septiembre, bajo la acusación popular de secuestrar a una niña. 

Sobre la firma

David Marcial Pérez

Reportero en la oficina de Ciudad de México. Está especializado en temas políticos, económicos y culturales. Ha desarrollado la mayor parte de su carrera en El País. Antes trabajó en Cinco Días y Cadena Ser. Es licenciado en Derecho por la Universidad Complutense de Madrid y máster en periodismo de El País y en Literatura Comparada por la UNED.

Normas

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS