Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Viajar con todas las ventajas de tu híbrido de gas natural

La red de estaciones de servicio de gas natural, con 65 gasineras operativas, cubre ya muchas capitales de provincia y los principales corredores y autopistas de España y Portugal

Se acercan las vacaciones y los propietarios de modelos híbridos de gasolina y gas natural comprimido (GNC) afrontan el viaje más deseado del año y la mejor ocasión para disfrutar la rentabilidad de este combustible, que puede reducir hasta un 40% el coste del trayecto frente a un diésel equivalente. Para que puedan aprovechar esas ventajas, les ofrecemos este mapa con los puntos de repostaje disponibles en España y Portugal.

La red de estaciones de servicio de gas natural o gasineras, no está todavía completa, pero cubre ya las grandes ciudades y muchas capitales de provincia, y también los principales corredores y autopistas de España y Portugal. En la actualidad hay operativas 65 estaciones de repostaje de GNC, y otras 43 abrirán de aquí a final de año. En Portugal funcionan 11 y hay siete más que estarán operativas antes de que acabe 2019.

Esta red de gasineras de GNC, que no hay que confundir con la de Autogas o gas licuado de petróleo (GLP), cubre las grandes ciudades como Madrid y Barcelona, y otras capitales como Sevilla, Bilbao, Valencia y Zaragoza. En cambio, quedan por abrir otras importantes, como por ejemplo, Málaga, La Coruña, Alicante, Valladolid o Santander. Pero como los modelos de GNC son bicombustible, pueden completar casi todos los trayectos largos de la península con el depósito de gasolina suplementario hasta llegar a la siguiente gasinera. Y es que la autonomía total, sumando los tanques de GNC y el de gasolina, alcanza para recorrer hasta unos 650 kilómetros en modelos como el Seat León TGI de 130 CV con cambio DSG, por ejemplo.

Las estaciones de repostaje públicas y abiertas en la actualidad permiten ya recorrer con GNC corredores como el del Mediterráneo, entre la frontera francesa y Murcia, y también el del Ebro, entre Bilbao y Barcelona y entre la capital vasca y Valencia. Es posible viajar, además, de Madrid a Sevilla con final en Huelva o Cádiz; de Madrid a Extremadura y a Bilbao, e incluso a Valencia, aunque en este último caso los kilómetros finales del trayecto habría que hacerlos con gasolina dependiendo del ritmo de marcha. También es factible viajar entre las capitales vascas y Pamplona.

El Noroeste, en cambio, y en especial el cuadrante entre Madrid y Asturias o Galicia, es el área menos desarrollada, aunque antes de final de año mejorará con la apertura de puntos de repostaje en León, Salamanca, Vigo y Santiago de Compostela.

La red de la península ibérica de repostaje de GNC se completa con la portuguesa, que incluye otras 11 estaciones y cubren, sobre todo, el corredor de Lisboa a Oporto y otras ciudades del norte del país vecino. Esta infraestructura sumada a la española permite también viajar desde Madrid a Lisboa repostando en Mérida o Badajoz.

Por último, Cepsa y Redexis, una compañía integral de infraestructuras energéticas, acaban de anunciar un plan de inversiones de 30 millones de euros para desplegar 50 puntos más de repostaje de GNC y GNL (gas natural licuado para vehículos pesados) en 50 estaciones de servicio de la petrolera española Cepsa. La cifra se doblará hasta 60 millones de euros para llegar a 80 estaciones en 2023, lo que supondrá un fuerte impulso para universalizar la disponibilidad de este combustible en toda la geografía española, mejorando así la calidad del aire tanto para el medioambiente como para la salud.

Se adhiere a los criterios de The Trust Project Más información >