_
_
_
_

Argentina suspende las exportaciones de productos avícolas por un caso de gripe aviar

Las autoridades sanitarias han detectado el primer caso de un ave infectada en una granja productora de alimentos tras casi dos semanas en alerta máxima

José Pablo Criales
Gripe aviar
Gallinas en una granja a las afueras de Buenos Aires (Argentina), este lunes.Matías Baglietto (Getty Images)

Tras dos semanas de vigilancia extrema, las autoridades sanitarias argentinas han detectado el primer caso de un ave infectada con la gripe aviar en una granja productora de alimentos. El Servicio Nacional de Sanidad y Calidad Agroalimentaria (Senasa) ha confirmado el contagio en una granja de pollos parrilleros en la provincia de Río Negro, en el norte de la Patagonia. El anuncio cancela automáticamente las exportaciones de productos avícolas en el país, el mayor temor que tenía el Ministerio de Economía porque las ventas al exterior de esta industria representan más de 350 millones de dólares al año.

El Gobierno había encendido las alertas la semana pasada después de detectar ocho casos en aves silvestres. El Ministerio de Economía anunció entonces una batería de apoyos económicos para los productores ante el temor de que el frágil momento que vive el campo por las sequías desalentara la comunicación de posibles casos sospechosos. El Senasa ha analizado 177 casos hasta este martes, y ha confirmado 25 infecciones: 21 de ellas en aves de traspatio. Las autoridades han señalado que el consumo interno “continuará desarrollándose con normalidad”, ya que la enfermedad no puede transmitirse por el consumo de carne o huevo, y que los frigoríficos exportadores podrán comercializar sus productos en el mercado interno. “Nuestros productos avícolas siguen siendo seguros para las y los argentinos. La suspensión de las exportaciones responde a las exigencias de la normativa internacional”, ha explicado en Twitter el secretario de Agricultura, Juan José Bahillo.

El Gobierno había reforzado los controles sanitarios en pasos fronterizos y había intensificado los rastrillajes en las áreas naturales en las que se concentran las aves silvestres, pero la mayor preocupación era que la enfermedad termine brotando en las granjas de alimentos. Argentina es el octavo del mundo con mayor producción avícola, según el último informe anual del Ministerio de Agricultura. Según datos del Gobierno, el 97% de su producción se destina al consumo interno y el 3% restante se exporta a más de 56 países. La producción avícola involucra a más de 100 pequeñas y medianas empresas y da trabajo a casi 70.000 personas en todo el país. La situación es complicada en todos los frentes: los sectores que producen alimentos atraviesan las peores sequías en décadas y el Gobierno argentino necesita los dólares provenientes de las exportaciones para frenar la inflación que se acerca al 100% interanual.

La gripe aviar se está expandiendo por Sudamérica. En Bolivia, cuya frontera con el norte argentino es muy activa, se detectó el virus a principios de febrero y ya se han sacrificado más de 140.000 aves en granjas que producían alimentos. Uruguay, Paraguay y Brasil también están en alerta. Los casos más sensibles se han reportado en Perú y Chile, que han registrado muertes de lobos marinos que se contagiaron del virus al comer cadáveres de aves infectadas. Los investigadores temen que las muertes masivas signifiquen que el virus puede empezar a contagiarse entre mamíferos.

Que la enfermedad mute y pueda contagiarse entre personas es una preocupación en la comunidad científica porque la humanidad no tiene defensas para este virus. Desde 2003 se han registrado unos 870 casos en humanos y más de la mitad han muerto. El último fallecimiento ha sido el de una niña de 11 años que falleció el pasado miércoles en Camboya en una zona donde es habitual convivir con aves de corral.

Suscríbase aquí a la newsletter de EL PAÍS América y reciba todas las claves informativas de la actualidad de la región.


Regístrate gratis para seguir leyendo

Si tienes cuenta en EL PAÍS, puedes utilizarla para identificarte
_

Sobre la firma

José Pablo Criales
Es corresponsal de EL PAÍS en Buenos Aires. Trabaja en el diario desde 2019, fue redactor en México y parte del equipo de la mesa digital de América. Es licenciado en Comunicación por la Universidad Austral y máster de Periodismo UAM / EL PAÍS.

Más información

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
_
_