Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete

Rastrear las larvas del zika

La experta valenciana en enfermedades endémicas Pilar Mateo aconseja evitar la reproducción del mosquito que transmite el virus

La alarma ante la expansión del virus del zika tiene expectante a toda Latinoamérica y el pasado fin de semana encendió la primera alarma en España al diagnosticase en Cataluña dos casos importados del virus. Pilar Mateo, doctora en ciencias químicas por la Universidad de Valencia y cuyo trabajo en el control de enfermedades endémicas es valorado internacionalmente, cree que “el problema con los virus como el del zika es que no hay estrategias integradas”.

Mateo afirma que los protocolos de actuación no se planean bien, lo que ha llevado a que el mosquito Aedes aegypti, que transmite el zika, dengue y chikungunya, se propague en toda América Latina. “La prueba es que si observamos las estadísticas de la OMS sobre la evolución del dengue transmitida por mosquitos [vectores] en esa región, los casos se han multiplicado desde los ochenta”, detalla. La estrategia utilizada entonces fue el DDT, un insecticida muy tóxico que no suele durar más de seis meses. Pero los Aedes crean resistencias ante estos productos reduciendo su efectividad.

Para esta doctora honoris causa por la Universidad de Anahuac de México, la única forma de erradicar este tipo de virus es teniendo en cuenta dos factores. El primero es el control del mosquito durante todo el año y todo su proceso biológico. Para ello, Mateo fundó Inesfly Corporation, una empresa con la que ha desarrollado y patentado diversas tecnologías que controlan todos los ciclos biológicos de los insectos. Esto la llevó, a finales de los noventa, a emprender una lucha contra el mal de Chagas en el chaco boliviano, transmitido por la vinchuca (insecto hematófago), y por la que ha merecido numerosos premios nacionales e internacionales por su labor científica y humanitaria en poblaciones indígenas.

En Latinoamérica, las autoridades fumigan intensamente durante los meses de calor, pero no se piensa donde están los mosquitos en las temporadas frías, cuando larvan. Y ahí entra el segundo factor: crear programas globales de saneamiento con tecnologías duraderas que contemplen el control del virus en poblaciones adultas de mosquitos y el uso de larvicidas para evitar su reproducción.

El virus persistirá hasta que se controlen las zonas marcadas por la miseria

La empresa de Mateo creó una pintura que combate a los insectos adultos y ha sido probada con éxito en las alcantarillas de Adu Dhabi, Valencia y Madrid -garantiza entre 14 y 24 meses sin insectos-. Hasta la fecha, la doctora tiene registrado el producto en Paraguay, Colombia, Ecuador y México y está en proceso de registrar la pintura y un larvicida en Panamá, El Salvador, Nicaragua y Brasil. Con ese motivo, prevé viajar en febrero a Centroamérica. Además, Brasil, donde el zika está más extendido, la ha invitado a colaborar en el desarrollo de proyectos sanitarios de erradicación de este tipo de enfermedades.

Mateo afirma que un "plan integral" de erradicación del zika debe contemplar también estrategias comunicacionales y educativas que fomenten la prevención y disminuyan su prevalencia. Ante la ausencia de una vacuna contra el virus -que llevaría años desarrollarse y comercializarse-, el papel de la prevención combinada con tecnologías más naturales es clave para evitar su propagación a largo plazo. El zika -al igual que otros virus parasitarios- persistirá hasta que se controlen las zonas marcadas por la miseria.

Más información