Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra

Desmantelado en Salamanca un laboratorio de drogas de diseño dirigido por un profesor

Tres personas detenidas, entre ellas un profesor de química expulsado de la Universidad de Salamanca

Desmantelado en Salamanca un laboratorio de drogas de diseño dirigido por un profesor

La Policía ha desmantelado esta noche en Salamanca el mayor laboratorio clandestino de fabricación de drogas sintéticas hasta ahora en Castilla y León, en una operación en la que han sido detenidas tres personas y aprehendidas 20.000 dosis junto con los componentes para fabricar otras 200.000. Como adelantó la SER, uno de los detenidos es un profesor de Química expulsado de la Universidad de Salamanca.

El comisario jefe de la Policía Nacional en Castilla y León, Segundo Martínez, ha explicado esta mañana en rueda de prensa que ha sido una de las pocas veces en la historia policial en que, al irrumpir los agentes en el laboratorio, éste estaba funcionando a pleno rendimiento en la producción de la droga.

Entre los detenidos figura M.S.G., de 52 años, que fue profesor de Química Orgánica de la Universidad de Salamanca y expulsado del centro en 1995 tras ser detenido por un caso similar y condenado a tres años de cárcel y que era el responsable del proceso de fabricación de las sustancias. Los otros dos detenidos son J.F.G., de 57 años y cabecilla de la organización, y J.J.Q.B., colombiano de 34 años y encargado de la distribución de los estupefacientes y de la vigilancia del chalet en el que estaba instalado el laboratorio, ubicado en la carretera de la Fregeneda, en el barrio salmantino de Tejares.

Lo hizo por despecho

Martínez ha precisado que la operación sigue abierta y hoy podrían tener lugar una o dos detenciones más de implicados directos, a la vez que la Policía debe averiguar ahora la procedencia de los productos químicos y los lugares donde iban a ser distribuidas las drogas. En este sentido, el responsable policial ha indicado que la banda trabajaba por encargo, y no comerciaba sólo en Salamanca, sino en otros puntos de España y "alguno de Europa".

La Unidad de Policía Judicial de la Comisaría de Salamanca trabaja en este caso desde noviembre de 2002, tras haber detectado indicios de la existencia de un punto de fabricación de drogas de diseño en la ciudad, y sometió a vigilancia a varias personas hasta obtener pruebas suficientes que avalaran una orden judicial de registro del chalet. Cuando los agentes entraron en la vivienda, el laboratorio estaba "en pleno funcionamiento", con los componentes químicos hirviendo en las matraces, pipetas, alambiques y tubos de ensayo, lo que ha permitido el decomiso de gran cantidad de droga en diversas fases del proceso de fabricación.

Junto con este material, la Policía se ha incautado de vasijas, mantas eléctricas, filtros, mezcladores, ventiladores, extractores de gases, unos dos kilos de producto casi terminado (20.000 dosis) y otros 20 de sustancias empleadas para su elaboración y que hubieran servido para producir otras 200.000 dosis. También se intervinieron 6.695 euros, supuestamente procedentes del tráfico ilegal, y una libreta del ex profesor en la que se explicaban detalladamente, con medidas y esquemas de su puño y letra, los pasos para obtener la droga. El ex profesor detenido ha manifestado que "hacía esto por despecho hacia la forma en que le trató la sociedad" cuando fue condenado en 1995, explicó el comisario jefe.