ArchivoEdición impresa

Acceso a suscriptores »

Accede a EL PAÍS y todos sus suplementos en formato PDF enriquecido

viernes, 9 de mayo de 2008

La Audiencia confirma el archivo de la investigación del accidente del metro

La Audiencia de Valencia respalda el archivo de la investigación sobre las causas del accidente en la Línea 1 del metro de Valencia que el 3 de julio de 2006 causó la muerte de 43 pasajeros y dejó heridos a otros 47. El auto, facilitado ayer por el Tribunal Superior de Justicia (TSJ), rechaza los más de veinte recursos presentados por los afectados y da por buena la decisión que el pasado mes de febrero tomara la juez instructora del caso, Nieves Molina.

El auto confirma que el único responsable fue el maquinista

Según explican los magistrados de la sección primera de la Audiencia de Valencia, con su presidente, Pedro Castellano, como ponente de la resolución, no hay nada más que investigar respecto de la responsabilidad que pudieran haber tenido los sucesivos responsables de la empresa Ferrocarrils de la Generalitat (FGV) en lo que a medidas de seguridad se refiere ni sobre las jornadas laborales de los maquinistas.

Los afectados solicitaron a la juez que se aclararan algunas manifestaciones realizadas por el perito de la causa en las que señaló que el siniestro pudo haberse evitado de haberse reprogramado las balizas que estaban instaladas en el punto entre las estaciones de Jesús y de Plaza de España donde ocurrió el mortal descarrilamiento, tal como se hizo poco después del mismo. Además, pidieron que se depuraran responsabilidades de los distintos gestores teniendo en cuenta que en el seno de la comisión de seguridad se habían hecho advertencias de riesgos severos en ese mismo punto, así como de las jornadas laborales y de la formación de los maquinistas.

La Audiencia entiende que "no constaba ni consta ninguna disposición reglamentaria que establezca la obligación de programar una baliza con la función de frenar el tren si superara determinada velocidad, no hay por tanto infracción de deberes de los responsables que hubieran podido llevar a cabo dicha medida". Considera, además, que "en modo alguno era previsible que el conductor del tren rebasara la velocidad del convoy como lo hizo, por el lugar que se venía circulando desde la fecha de creación del metro". Y agrega: "Atendido que la causa material del accidente fue el descarrilamiento y éste se produjo por el exceso de velocidad, todavía hoy se ignora el porqué de dicha conducta, de donde se desprende que, menos aún, podía preverse al tiempo de confección de las medidas de seguridad". Para la Audiencia, el único culpable fue el conductor, una de las víctimas.

Atención al cliente

Teléfono: 902 20 21 41

Nuestro horario de atención al cliente es de 9 a 14 los días laborables

Formulario de contacto »

Lo más visto en...

» Top 50

Webs de PRISA

cerrar ventana