ArchivoEdición impresa

Acceso a suscriptores »

Accede a EL PAÍS y todos sus suplementos en formato PDF enriquecido

miércoles, 17 de octubre de 2007

El Constitucional admite el recurso del PP contra el mandato de la presidenta

El pleno admite la abstención de María Emilia Casas y del vicepresidente para dirimir el caso

El pleno del Tribunal Constitucional acordó finalmente anoche estimar las abstenciones presentadas por la presidenta, María Emilia Casas, y el vicepresidente, Guillermo Jiménez Sánchez, y les apartó del enjuiciamiento del recurso del Grupo Parlamentario Popular contra la reforma de la Ley Orgánica del Tribunal Constitucional (LOTC) que prorroga automáticamente sus mandatos hasta la renovación del tribunal. Asimismo, el pleno admitió a trámite el recurso de inconstitucionalidad del PP, que impugna también la nueva fórmula de nombramiento de los cuatro magistrados constitucionales que corresponde designar al Senado a propuesta de las autonomías.

En la votación definitiva de ayer no hubo sorpresas. El tribunal volvió a reproducir la votación de 5 a 5 y el desempate volvió a ser resuelto con el voto de calidad del presidente accidental, Vicente Conde. La presidenta María Emilia Casas no podrá incorporarse al Pleno y queda definitivamente al margen del enjuiciamiento de la reforma de la ley orgánica, al igual que el vicepresidente, del sector conservador. El tribunal que verá el recurso del PP queda así integrado por 10 magistrados, bajo la presidencia de Vicente Conde Martín de Hijas.

El tribunal notificará el auto en el que admite las abstenciones cuando se incorporen al mismo los votos particulares de los magistrados progresistas, que discrepan de esa decisión.

El voto de calidad de Vicente Conde contradice, según fuentes de expertos constitucionalistas, la doctrina "restrictiva" del Tribunal sobre las abstenciones de sus propios magistrados recogida en las resoluciones de los últimos años. Según esta doctrina, el Constitucional, aunque "comprende los escrúpulos de sus miembros", debe atenerse a "razones objetivas" al apreciar las causas de abstención y recusación. Además, la "interpretación restrictiva" de las causas de abstención o recusación "se impone en mayor medida respecto a un órgano, como es el Constitucional, cuyos miembros no pueden ser objeto de sustitución".

El pasado 27 de septiembre se produjo la primera votación sobre las abstenciones, que concluyó con un empate a cinco, y que fue resuelto con el voto de calidad de Vicente Conde. A partir de ese resultado, el Pleno rechazó la resolución que llevaba preparada el magistrado ponente, Pablo Pérez Tremps, a favor de no admitir las abstenciones, y le encargó otra en sentido contrario.

Pérez Tremps redactó otro proyecto de auto que entregó al Pleno el pasado día 8, pero los magistrados del sector conservador lo rechazaron también. Con las directrices impartidas al ponente, se estaría tratando de preservar a los jueces Roberto García-Calvo y Jorge Rodríguez Zapata de una previsible recusación por parte del Gobierno, por tener interés en el recurso del Partido Popular.

El pasado mes de julio, García-Calvo y Rodríguez Zapata exigieron a la presidenta María Emilia Casas su dimisión, y expresaron su más "profunda discrepancia" con la reforma de la LOTC. El contenido de esta carta podría dar pie, según las fuentes consultadas, a una recusación "de libro" contra los dos magistrados. El pasado jueves, el Consejo de Ministros autorizó al Servicio Jurídico del Estado a iniciar actuaciones ante el Tribunal Constitucional, en lo que parece la apertura de la vía para dar paso a la recusación.

María Emilia Casas, presidenta del Tribunal Constitucional. / GORKA LEJARCEGI

Atención al cliente

Teléfono: 902 20 21 41

Nuestro horario de atención al cliente es de 9 a 14 los días laborables

Formulario de contacto »

Lo más visto en...

» Top 50

Webs de PRISA

cerrar ventana